Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro artistas intervendrán en zonas de El Musel para pintar "La sonrisa de Gijón"

La dirección del Puerto ha confirmado la viabilidad del proyecto que proponen Olga Muñiz y Tamara Ortega como nuevo reclamo turístico

En primer término, el muelle Moliner y, al fondo, los muelles de La Osa, en El Musel. | ángel gonzález

Cuenta Olga Muñiz Rimada, cofundadora de la galería El Arte de lo Imposible, que en el año 2011, mientras paseaba por el centro de la ciudad, descubrió una "sonrisa" en una casa deshabitada y en ruinas. Aquella invitación al optimismo la ha acompañado desde entonces y es la imagen seminal de "La sonrisa de Gijón", un proyecto de intervención artística en El Musel, pendiente ahora de un informe técnico y en el que está confirmada la participación inicial de los artistas Edgar Plans, Belén García Montoya, Pablo Iglesias Parada e Iria Do Castelo.

Olga Muñiz ha sumado a su proyecto a la santanderina Tamara Ortega, licenciada en Historia del Arte y editora del medio digital Tica y Plas, dedicado a las artes plásticas. La presidenta de la Autoridad Portuaria de Gijón, Rosa Aza, ha confirmado la "viabilidad" de la propuesta, según explicaron las impulsoras de una iniciativa con la que se quiere, entre cosas, modernizar la imagen de la gran terminal asturiana y ofrecer un reclamo turístico a quienes llegan a la ciudad en el ferry de la autopista del mar con Francia o en los distintos cruceros anuales.

"Actualmente se está elaborando un informe por parte de un técnico superior en prevención de riesgos laborales, en el que se especifican las medidas de seguridad obligatorias para todas aquellas personas que trabajen en la zona citada del puerto", explicaron las creadoras de "La sonrisa de Gijón". Y también: "La principal motivación para llevar a cabo una iniciativa de estas características es que, tras estudiar el mercado, se detecta que no existe ningún plan en la ciudad que integre la promoción del patrimonio industrial y del ámbito cultural y artístico en un mismo proyecto".

Olga Muñiz y Tamara Ortega proponen que el primer espacio de intervención artística sean los bloques exteriores del muelle Moliner. La segunda actuación, siempre según la propuesta de "La sonrisa de Gijón", se haría desde la citada zona portuaria hasta la explanada que ocupa la empresa Motonáutica. Y aún se plantea una tercera fase, en esta ocasión en el dique de la última ampliación portuaria.

"El propósito de 'La sonrisa de Gijón' es que esa primera toma de contacto con la ciudad sea especial y diferente, una antesala de lo que el visitante encontrará posteriormente: los habitantes de la ciudad, sus gentes", hicieron resaltar Olga Muñiz y Tamara Ortega, quienes no olvidad que existe ya un importante referente artístico en el "Elogio del Horizonte", la imponente pieza que hizo Eduardo Chillida para el cerro de Santa Catalina. Responden: "Sin embargo, la zona de El Musel parece estar desamparada, aislada, y esto es lo que queremos enmedar; fomentar la integración entre el puerto y la ciudad dibujando una sonrisa en la costa gijonesa".

Hay incluso una ambicioso plan de mercado ligado a esta intervención artística en suelo portuario, desde bolsas hechas con material ecológico que incorporen las imágenes artísticas creadas en El Musel, hasta postales. "El proyecto servirá para promocionar y posicionar tanto al puerto como a Gijón en nuestro país y en el extranjero", defienden las impulsoras de "La sonrisa de Gijón".

Olga Muñiz y Tamara Ortega están convencidas, además, que "al tratarse de un proyecto que integra patrimonio industrial, artístico y cultural, posee un fuerte vínculo con sectores económica y productivamente fuertes, como el turismo, y en su gestión caben infinitas posibilidades y tecnologías". Quieren que "La sonrisa de Gijón" tenga un ciclo de vida amplio: "Su objetivo último a largo plazo es posicionarse como un proyecto de referencia en la región para la promoción y desarrollo del patrimonio industrial, artístico y cultural; se pretende ofrecer soluciones eficientes, innovadoras y respetuosas con el patrimonio industrial, para combinarlas con su explotación económica y creativa mediante el establecimiento de sinergias con otros sectores económicos y con los agentes sociales". Están persuadidas de que una intervención artística con esa ambición "aumentará la visibilidad exterior de El Musel".

Compartir el artículo

stats