Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El movimiento social que dará nombre a los actuales jardines del plan de vías

Las maquinistas de la libertad

Las impulsoras del "tren" que movilizó desde Gijón a miles de españolas contra la ley del aborto de Gallardón festejan el segundo aniversario de una acción histórica para el feminismo

Estreno de la película en el Jovellanos.

Estreno de la película en el Jovellanos. MARCOS LEÓN

Las crónicas de aquel uno de febrero de 2014 contaban que "decenas de miles de personas llegadas de toda España, e incluso de otros países europeos, se subieron en Madrid al "tren de la libertad"y convirtieron el centro de la capital en una auténtica "marea malva" que clamó contra el

Y ese "tren de la libertad" salió de Gijón. La ciudad que ahora reconoce su trascendencia incorporando su nombre al callejero local. El Pleno aprobó esta semana conceder la denominación de "tren de la libertad" a los jardines que ahora dan vida al suelo liberado de las vías en el centro urbano. Cuando esa zona se desarrolle desde un punto de vista urbanístico el nombre se mantendrá en una de las calles del entorno. La decisión plenaria no estuvo exenta de polémica. Ya se había pedido hace meses, con el apoyo de tres mil firmas y varios colectivos de mujeres, una calle para las "maquinistas" de la libertad. Foro dijo no. En esta ocasión, el gobierno forista respaldó la propuesta de los partidos de la izquierda e incluso Carmen Moriyón mostró su apoyo personal a la iniciativa. Unas palabras que no sentaron bien en el entorno del PP que, para sorpresa positiva de los colectivos feministas, no dio su apoyo pero tampoco su rechazo: los tres ediles gijoneses se abstuvieron.

"Lo que se hizo en Madrid fue todo un éxito y parar la ley no fue un éxito, fue un orgullo. Pero nosotras también lo hubiéramos vivido como un éxito con ocupar las 150 plazas de tren que teníamos reservadas", recuerda Begoña Piñero, presidenta de Les Comadres. Ella fue una de las asturianas que encabezó la multitudinaria manifestación entre el paseo del Prado y el Congreso de los Diputados y registró allí el manifiesto "Porque yo decido", escrito por la doctora en Filosofía Alicia Miyares. Por la tarde, multitudinaria asamblea en el auditorio "Marcelino Camacho" con integrantes de las delegaciones llegadas -mayoritariamente en tren- de toda España. El terremoto malva con epicentro en Asturias tuvo también sus réplicas en manifestaciones en Londres, Roma, París, Luxemburgo o Buenos Aires.

Este parque gijonés, como el que ya luce mismo nombre en Barredos, no será el único elemento para fijar en la memoria la historia del "tren de la libertad". Su gestación y desarrollo, sus protagonistas y su lucha dieron vida a la película "Yo decido. El tren de la libertad", que suma la colaboración de ochenta mujeres cineastas. Entre ellas, directoras como Gracia Querejeta, Ángeles González-Sinde, Mabel Lozano, Icíar Bollaín, Isabel Coixet, Virginia Yagüe o Georgina Cisquella. No es la única cinta con protagonismo de las impulsoras de la acción. El tren Gijón-Madrid también sale en el documental "No estamos solos", un trabajo del cineasta Pere Joan Ventura que recopila los movimientos activistas surgidos en España durante los tiempos de la crisis y los recortes.

A punto de festejar su segundo aniversario, el "tren de la libertad" sigue vivo. Para recoger premios pero también para mantener su pugna judicial con el obispo de Alcalá de Henares. A corto plazo el plan es festejar el cumpleaños con las compañeras de la Cuenca y, si es posible, inaugurar ya su parque. Allí esperan incorporar algún mensaje a la placa conmemorativa. ¿La propuesta de Begoña Piñero? Una sencilla y contundente frase de Clara Campoamor: "La libertad se aprende ejerciéndola".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats