Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Genovés, el profeta

La muestra del célebre pintor expuesta en Vigil-Escalera marca un hito cultural en el verano gijonés

Uno de los cuadros de la exposición de Genovés en Gijón.

Uno de los cuadros de la exposición de Genovés en Gijón. JULIÁN RUS

Se han dicho muchas cosas del arte insuperable de Juan Genovés, un pintor que actualmente expone sus últimos trabajos en la galería Aurora Vigil-Escalera, marcando un hito cultural en el verano gijonés. Pero a la vista de las veinte obras que componen esta muestra creo que debemos añadirle una virtud más, ya que el espíritu del autor ha evolucionado hacia el augurio.

Es un profeta. Y si no lo es, poco le falta. Podemos discutir si fue antes el huevo o la gallina, es decir, si el artista intuyó a sus 86 años lo que iba a pasar o si lo que pasó ratifica sus ensoñaciones. Sea como sea al menos hemos de considerarlo un visionario que utiliza sus pinceles para plasmar una de las mayores problemáticas que, de la noche a la mañana, han cogido a Europa a pecho descubierto. Esas riadas de seres humanos, sin corbatas ni americanas, esas gentes dubitativas ante las que se marcan líneas insalvables o itinerarios ficticios, esas multitudes que se apelotonan a la espera de un milagro que nunca va a llegar, son los refugiados. Sirios, iraquíes pakistanís? Dirán ustedes que Juan Genovés lleva muchos años pintando concentraciones humanas, es cierto. Pero aquéllas iban de acá para allá, distraídas, incluso solazándose. Y de pronto, en éstas surge una frontera, un trazo negro o un muro blanco, y ante ellos la quietud de la espera se impone. Los hay que huyen a ninguna parte. Otros parecen encerrados en un gueto que pensábamos extinguido. Y, cómo no, también existen los suicidas del riesgo, los temerarios, aventurados que emprenden la carrera el solitario.

¿Y cómo expresa todo eso Juan Genovés? Sobre un soporte de papel lanza su visión área y utilizando una técnica mixta, deja caer un trazo o un pegote de pintura que se convierte en un hombre con todos sus atributos dinámicos, cromáticos y ornamentales. Son esculturas, volúmenes organizados en una genial perspectiva, cada uno con su particularidad, aunque todos juntos constituyen un problema o una denuncia social. Desde su célebre cuadro "El abrazo", que hoy se exhibe en el Congreso de los Diputados cedido por el Museo Reina Sofía, hasta hoy, Juan Genovés se ha convertido en uno de los grandes artistas del siglo XX. Su obra está en los principales museos del mundo, entre ellos el MOMA de Nueva York, por tanto supone un extraordinario logro de la galería Aurora Vigil-Escalera el haber traído a Gijón sus últimas creaciones. Después de 12 años de espera, la oportunidad ha llegado y el éxito está seguro, ya que es la primera exposición de Juan Genovés que una galería privada celebra en Asturias . Felicitamos pues a María Aurora por haber incluido en su lista de artistas a una figura tan destacada, que junto a Rafael Canogar, Luis Feito o Luis Gordillo, representan a los informalistas españoles de hoy.

Compartir el artículo

stats