Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISTINA CALZÓN | Presidenta del comité del congreso nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria

"Un farmacéutico hospitalario da un valor añadido en el control de la medicación"

"Nos interesa una colaboración con profesionales sanitarios de otros países que nos pueda beneficiar en nuestra atención al paciente"

Cristina Calzón, ayer, en el recinto ferial Luis Adaro. MARCOS LEÓN

Gijón está celebrando desde ayer y hasta el próximo viernes el congreso nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria. Una cita en la que participan casi un millar y medio de personas en el recinto ferial Luis Adaro. Cristina Calzón (Candás, 1982), que trabajó en el Hospital de Cabueñes y ahora en el San Agustín de Avilés, es la presidenta del comité del congreso.

-¿Qué objetivos se marcan el en congreso?

-El principal es acercarnos a todos nuestros socios y cumplir sus expectativas a nivel profesional. Nuestro lema es "Ampliando horizontes", que buscamos ampliar en tres líneas diferentes: una en distintos ámbitos profesionales, otra a nivel de integración en equipos médicos, y otro con los horizontes internacionales con experiencias de distintos países de las que vamos a aprender en el futuro en nuestro país.

-¿Demanda una mayor implicación de las administraciones para tener el mismo papel que otros países que puedan ir un paso por delante?

-En cuanto a la administración no estamos tan mal, pero es cierto que en otros países hay actividades más implantadas que aquí. Por eso más que un problema de la administración, lo que nos interesa es una colaboración con profesionales sanitarios que pueden beneficiarse de nuestra aportación en la asistencia al paciente. Hay que situar al paciente como eje de toda nuestra atención, y debe existir una implicación por parte de la administración y de los profesionales que giramos en torno al paciente.

-¿Qué grado de importancia tiene la celebración de este congreso en Gijón, que cuenta con cerca de un millar de participantes?

-Es el evento científico por excelencia de nuestra Sociedad de Farmacia Hospitalaria. Reunimos a más de 1.500 personas entre congresistas y organización. Para Gijón el impacto es muy importante a nivel de hoteles, servicios u hostelería. Estamos muy contentos de haber traído este congreso a Asturias.

-¿Qué temas abordarán?

-Tenemos un programa científico bastante completo. Tenemos experiencias internacionales de farmacéuticos en las uci, vamos a tener ponencias con otras sociedades médicas como las urgencias, o incidir en líneas como los trabajos en la oncología, como la dosificación estándar en algunos fármacos. Y vamos hablar de inmuno-oncología, que es una nueva tendencia en en el tratamiento del cáncer, así como otras patologías. Y también incidiremos en centros sociosanitarios y penitenciarías.

-¿Qué avances hay en los tratamientos oncológicos?

-Que tienen mecanismos totalmente diferentes. Los efectos que pueden tener para el propio paciente son totalmente distintos. Descubriremos en el congreso por medio de talleres muy dinámicos esos avances.

-Otra de sus demandas a la administración asturiana es la mayor presencia de los farmacéuticos hospitalarios en centros sociosanitarios.

-En los centros sociosanitarios, donde hay pacientes con patologías complejas y crónicas, un farmacéutico apunta un valor añadido en el control de la medicación, revisión de los tratamientos, los cumplimientos o la adherencia. Entendemos que es un ámbito al que tenemos que llegar y que en otras comunidades autónomas está bastante desarrollado con respecto a Asturias.

-¿Se valora lo suficiente al farmacéutico hospitalario?

-Tiene mucha importancia y está muy delimitada en el ámbito hospitalario. Pero quizás nos falta acercarnos un poco más a la población, que la gente sepa que en los hospitales hay farmacéuticos velando por la medicación que se despensa. Son los profesionales que validan las quimioterapias y la nutriciones parenterales cuando un paciente no puede alimentarse de manera convencional. Nos falta acercarnos un poco más a la población mostrando nuestras actividades y enseñando que el eje de nuestras actuaciones es el paciente.

Compartir el artículo

stats