Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de Cabueñes reivindican el hospital como referente a nivel nacional

"El esfuerzo" y "el trabajo duro" en pos de los nuevos estándares de calidad, claves en el despegue del centro, según los jefes de servicio

Los médicos de Cabueñes reivindican el hospital como referente a nivel nacional

El Hospital de Cabueñes ya no es el centro pequeño que muchos percibían como de segunda línea. El Índice de Excelencia Hospitalaria que elabora el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, un centro de estudio y análisis para el diseño y aplicación de políticas públicas y económicas, sitúa al hospital gijonés a la cabeza de Asturias y en el puesto número 37 de España en cuanto a calidad de sus servicios, la satisfacción del paciente, la eficiencia de recursos o la atención personalizada. Y lo hace tomando como base una amplia muestra de profesionales de la sanidad, lo que refleja que "la calidad no es un concepto geográfico, sino algo que se consigue día a día con el buen trabajo de la gente".

La frase es de Eduardo Segovia, quien fuera director del Hospital y responsable del área de Cardiología, firme defensor del hecho de que "no por estar en Madrid los hospitales son mejores; el mérito es de los profesionales que trabajan de una forma excelente y en cantidad", asevera "muy contento" con un ranking que, por encima de comparaciones regionales, "nos sitúa en una muy buena posición a nivel nacional, rodeándonos de centros punteros". Una circunstancia que los profesionales de Cabueñes quieren poner de relieve, como indica el propio gerente, Miguel Rodríguez, en el marco de una estrategia de "dar visibilidad a Cabueñes en toda España".

Porque, como señala Gonzalo Acebal, jefe de Traumatología, el gran valor de la encuesta en la que se basa el índice reside en el hecho de que "se analiza la opinión de los propios médicos, y es un análisis muy válido en el sentido de que somos muy poco sesgados a la hora de opinar sobre nuestro trabajo; los médicos siempre somos serios sobre la valoración de lo que hacemos". Y este sentido, Acebal destaca también cómo "se valora más la calidad de lo que se hace que la cantidad de medios de los que se dispone", con lo que "es una satisfacción muy grande para nosotros saber que los propios profesionales nos tienen en esta consideración".

Acebal destaca que "no hay peloteo" en el análisis de la calidad de Cabueñes, dado que "es algo que se percibe, tanto entre los médicos como en los propios pacientes". El jefe de Traumatología recuerda que "en este hospital hay cosas superexcelentes y que merecen ser conocidas fuera; yo siempre elegiría Cabueñes para curarme o para mis familiares si tuviera que elegir", indica Acebal, quien también pone el punto de mira en el Hospital de la Cruz Roja, que se mantiene en el número 52 del ranking, "con cuatro cosas, pero muy bien hechas". Del mismo modo, Acebal considera que el HUCA "aún tiene que despegar, a pesar de haber caído en este índice, porque tiene mucho potencial y sigue siendo un excelente centro".

La valoración de los profesionales, además, no hace sino confirmar una evolución de años que el traumatólogo ya jubilado Antonio Murcia vivió de primera mano. "Hace 30 años, cuando yo empecé en el hospital, nadie quería operarse allí, se pensaba que había menos calidad que en el hospital de Oviedo. La realidad hoy en día es que con el paso del tiempo se ha levantado Cabueñes, y los datos de este índice que suscribo plenamente no hacen más que confirmar esa realidad", reflexiona. Y ello se debe a "un trabajo extraordinario por parte de todos los profesionales que tiene un peso muy importante y debe ser valorado en su justa medida a nivel nacional".

Joaquín Moris, jefe de Medicina Interna, resalta cómo el reconocimiento a Cabueñes supone "un respaldo importante a lo que estamos haciendo en el Hospital desde todos los ámbitos", y que se traduce también en el peso que ha ido adquiriendo el complejo hospitalario en los últimos años como centro de referencia de formación "tanto para posgrados como para residentes que nos escogen para hacer sus especialidades, lo que también habla muy bien de nuestra trayectoria", asevera.

No en vano "hace mucho tiempo que se sembró en Gijón la idea del trabajo por la calidad, buscando la satisfacción del paciente además de los buenos resultados, y eso es algo que se ha dejado notar y que tiene que tener una trascendencia", afirma Moris.

La misma que defiende Pablo San Miguel, jefe de Cirugía, para quien "estamos ante un resultado excelente fruto de un trabajo excelente que se viene haciendo en el centro". Y que, con la ampliación en puertas, "podría incluso mejorar los resultados que estamos teniendo, fruto del trabajo de todos los profesionales del centro".

Con la ampliación los profesionales esperan contar con mejores medios, como ocurre en Rayos X, un servicio que necesita "cambiar varias cosas, porque el retraso en tecnología es importante", sostiene Yolanda García, responsable del servicio. Aún así, "ha quedado demostrado que el trabajo es muy bueno gracias al capital humano; el gran mérito de Cabueñes es el ambiente de trabajo y el compromiso de todos los profesionales", asegura. Y así, aunque "sólo tenemos una resonancia y tenemos que cambiarla, nosotros no tenemos lista de espera", indica, con el mérito añadido de que "andamos muy justos de personal".

Pero el ejemplo de esfuerzo y superación hace que "muchos nos elijan, y eso es por algo", aunque el éxito sea "multifactorial", añade. "Es algo que no me sorprende demasiado, el trabajo en equipo es fundamental y los propios pacientes nos confirman que cuando son derivados a Oviedo allí se sienten menos arropados".

Huyendo de comparaciones con el Hospital Universitario Central de Asturias, los profesionales reivindican un espacio de referencia en Gijón basado en el esfuerzo colectivo de un equipo "muy capacitado" que, aún con menos medios que otros grandes centros ha sabido sacar un buen rendimiento a los recursos a su alcance. Y así lo demuestra un índice de excelencia del que se sienten "plenamente orgullosos".

Compartir el artículo

stats