Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jefa de la unidad de Urgencias de Cabueñes

Macarena Corominas: "La cuarta parte de los adultos que nos llegan tiene más de 85 años de edad"

"Al año pasa por Urgencias un tercio de la población; el lunes es el día que más vienen los adultos, y los niños, el fin de semana"

Macarena Corominas Sánchez, a la puerta de Urgencias.

Macarena Corominas Sánchez, a la puerta de Urgencias. MARCOS LEÓN

Macarena Corominas Sánchez es jefa de la unidad de Urgencias del Hospital de Cabueñes desde hace 15 meses. Nadie ha tenido que contarle nada que no supiera de una unidad en la que lleva trabajando desde 1993 y en la que estuvo también como residente. Así que conoce mejor que cualquier gestor o arquitecto del Sespa las fortalezas y debilidades de su unidad y, por eso mismo, sabe que muchos males que les aquejan sólo podrán resolverse en unos años, cuando se materialice la ampliación del hospital de Cabueñes. Una obra de reforma que nadie dudó que debía empezar por su unidad.

- ¿Cómo es la urgencia de Cabueñes?

-Muy condicionada por la población envejecida del área y porque tenemos muchísimos geriátricos; creo que no hay zona que tenga más. A eso súmale los mayores que vienen porque esta es una ciudad turística; la población de las Cuencas que tiene aquí casi su primera residencia, y dado que somos un área industrial, también hay trabajadores jóvenes que cuando sus familiares enferman se los traen aquí para poder atenderles mejor. Todo ello hace que el 45% de la población de adultos que se atienden en estas urgencias son mayores de 65 años. Y un 25% de ellos tienen más de 85 años. Eso es tremendo.

- Más mayores, más demanda de atención, ¿no?

-Sí, y con necesidades particulares. En general, cuando hablamos de mayores de 85 años hablamos de una población muy dependiente físicamente, cognitivamente, y con mucha patología asociada. Por eso, somos casi la Atención Primaria de esos pacientes institucionalizados. Lo tenemos asumido; yo comprendo que para esa población anciana les resultamos más resolutivos nosotros que una urgencia de un centro de salud. Y eso nos condiciona todo, hasta el espacio.

- ¿El espacio?

-Sí, porque son muchos pacientes que necesitan camilla y las camillas se mueven mal y ocupan mucho.

- Según el triaje de pacientes que se hace en Asturias (rojo - prioridad 1 - atención inmediata; naranja - prioridad 2 - , atención muy urgente que debe verse con una demora máxima de 10-30 minutos; amarillo - prioridad 3 - , atención urgente que debe verse antes de una hora; verde - prioridad 4 - , menos urgente, puede esperar hasta 120 minutos; y azul - prioridad 5 - no urgente, puede esperar hasta 240 minutos), ¿Qué predomina en las urgencias de Cabueñes?

-El 62% de los adultos que atendemos son catalogados con el código amarillo, que está sobrecargado. Muchos porque ese es su nivel de prioridad y otros, precisamente, porque son mayores y aunque tienen patología de menos relevancia que podría ser visto en la zona verde, por su incapacidad física tienen que estar en una camilla y eso les lleva a zona amarilla.

- Y ocupan la zona que más se colapsa...

-Sí. Muchas veces son las condiciones físicas del paciente las que nos lastran. Su deterioro funcional te obliga a tenerles en camilla. Tenemos constatado que en épocas malas de gripe como las que hemos pasado, esa zona de triaje amarillo que está dotada con 10 huecos, llega a tener picos de 74 pacientes a la vez. Ese año ganamos huecos de atención en sillones y nos dio la vida. Pudimos instalar hasta 12. Con la ampliación vamos a ganar más del doble del espacio que tenemos ahora y eso repercutirá en todas las áreas, pero específicamente en la de triaje amarillo crearemos huecos para la atención a 30 pacientes. Eso nos pone en un horizonte mejor.

- O sea, que la estructura del servicio es su gran condena.

-Sin duda. Es un servicio que ya nació con muchas deficiencias y se ha ido parcheando. Pero ya no hay de dónde sacar más huecos, y los que hemos logrado en estos años no son lo funcionales que debieran ser. Hemos renunciado a almacenes, nos hemos extendido hacia la carretera, hemos quitado despachos... Y así y todo hay zonas sin privacidad ninguna y donde no se respeta la intimidad del paciente. Todo eso debe cambiar.

- ¿Qué pasa con las urgencias pediátricas?

-Los niños de 0-4 años tienen una hiperfrecuentación enorme. Vienen muchísimo a urgencias; son los que más vienen, con enorme diferencia. En cuanto pasan esos años se normaliza. Si los pediatras atienden en los centros de salud de 8 a 15 horas, fuera de ese horario, a poco que pase, las familias acaban con el niño malín en nuestras urgencias. Es obvio. También sabemos que la demanda se concentra mucho el fin de semana.

- Dicen que las urgencias tienen días...

-Sí, en adultos el peor día es los lunes. Sin duda, y con casos a todas horas. Le sigue el viernes. En 2016 la media de urgencias de adultos los lunes fue de 302 pacientes, cuando la media general es de 270 personas. 2016 y 2017 hemos mantenido un volumen parecido de urgencias, en torno a 105.000 al año; o sea, que al año vemos a un tercio de la población de Gijón.

- Y la gripe revoluciona todo.

-Sí, hemos tenido días horribles, con casi 250 pacientes en la zona naranja-amarilla, donde la media suele ser de unos 164 al día. Pero, pese a todo, tanto pacientes como personal han respondido de maravilla. Me siento muy orgullosa de mi equipo. Hemos hecho más turnos de los que nos correspondía y no hemos tenido que contratar a más personal. Entre otras cosas porque a veces lo que no teníamos era espacio para trabajar.

- ¿Cabueñes tiene mucha urgencia de traumatología?

-Sí, mucha. Uno de los factores de crecimiento de la traumatología en estos últimos años está concentrado en los fines de semana. Antaño las federaciones deportivas tenían sus mutuas y los niños que se lesionaban, iban a ellos. Esos convenios desaparecieron y esos críos que se lesionan jugando el sábado y el domingo acaban aquí.

- Supongo que son el servicio donde se nota rápido qué consultas de especialistas tiene más problemas de lista de espera. ¿No?

-Se ve enseguida. Por una parte entendemos que alguien que pide una consulta y no se la dan hasta dentro de muchos meses busque atajos, pero por otra parte nos genera muchos disgustos con quien no entiende que desde urgencias no podemos pedir consultas directas con cualquier especialista, o solicitar todas las pruebas diagnósticas que el paciente requiera. Los médicos de urgencias nos debemos a unos criterios de atención, de petición de pruebas y de consulta que no son, por decirlo de alguna forma, barra libre; aquí no podemos dar respuesta a todo ni somos el atajo para que un paciente con lesiones crónicas adelante su revisión.

- ¿Cuáles son las patologías más comunes en su urgencia?

-Lo que más vemos es el dolor abdominal y la lumbalgia, seguido de la cervicalgia, la disnea y el dolor torácico. Es universal.

- ¿Qué suele causar un dolor abdominal?

-Uy, puede ser un mundo. Y más porque lo que nos llega suele ser el dolor inespecífico. De traumatología también vemos mucho porque cualquier persona con un problema crónico, cuando siente que se agudiza, acaba viniendo por aquí. Pero ni puedo verles como si fuera un especialista, ni puedo agilizarles una operación.

- Tienen mucha urgencia que no debería considerarse tal?

-Mucha. Sólo ingresa el 20% de los que vienen. Eso no significa que el 80% restante no deba venir, pero mucho podría ir a Primaria.

Compartir el artículo

stats