Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una firma gijonesa que prevé superar el millar de empleos crea córneas con impresoras 3D

"Tenemos un déficit brutal de profesionales", afirma el presidente de Izertis, que abre en Costa Rica y Portugal

Al fondo, por la izquierda, Fernando Couto, Rubén Hidalgo, Carmen Moriyón, Pablo Martín y Carlos Melendi junto a trabajadores de Izertis, ayer, en su sede gijonesa.

Al fondo, por la izquierda, Fernando Couto, Rubén Hidalgo, Carmen Moriyón, Pablo Martín y Carlos Melendi junto a trabajadores de Izertis, ayer, en su sede gijonesa. JUAN PLAZA

La escasez de profesionales entorpece los planes de crecimiento de Izertis, la mayor consultora tecnológica de Asturias, con presencia fuera de España ya en cinco países de Europa y Sudamérica. La compañía gijonesa, que acaba de abrir nuevas oficinas en Costa Rica y Portugal, pretende duplicar su tamaño en tres años, salir a Bolsa y superar el millar de empleados -en la actualidad, son unos 600-. "Tenemos un déficit brutal de profesionales. Y todo por no orientar a los jóvenes hacia carreras TIC, que son las que tienen salida laboral. Ahora la única forma de contratar es quitar trabajadores a la competencia", lamentó ayer el presidente de Izertis, Pablo Martín Rodríguez, durante la visita de la Alcaldesa Carmen Moriyón a sus instalaciones gijonesas.

Pese a su desarrollo, la compañía, que fue fundada en 1996, mantiene su sede social en el parque tecnológico de la ciudad. Y así seguirá siendo. "Estamos encantados y queremos seguir en este entorno siempre que sea posible; bien aumentando nuestra actual localización o mudándonos si fuera necesario", explicó Martín a la regidora, que acudió acompañada del teniente de alcalde, Fernando Couto, y del gerente del Centro Municipal de Empresas (Impulsa), Rubén Hidalgo. El objetivo de Izertis es hacer de Gijón "una gran factoría de servicios": "Sólo un 10% de nuestra facturación está en Asturias, pero desde aquí podemos producir para el resto del mundo". De hecho, ya se está haciendo, a pesar de que la tecnológica cuenta con oficinas en País Vasco, Madrid, Cataluña, Sevilla, Galicia, Valencia, Zaragoza, Las Palmas; y fuera de España en Portugal, México, Costa Rica, Colombia y Perú.

La consultora, con clientes tan potentes como ArcelorMittal, ThyssenKrupp o TSK, prevé cerrar el año con una facturación cercana a los 50 millones de euros, lo que supondrá duplicar las cifras del año pasado. De aquí a cuatro años espera llegar a los 100 millones. Además continuará con la adquisición de compañías más pequeñas -entre tres y seis-, tras integrar el pasado mes de enero a Inteligencia Sistemática 4 S.L (INSIS4), con sede en Madrid. "En los próximos meses anunciaremos importantes compras de nuevas empresas", adelantó el presidente, que aseguró que su salida a Bolsa -posiblemente fuera de España- está cada vez más cerca. "Estamos evaluando el momento adecuado para iniciar el proceso aunque lo más seguro es que sea bastante próximo. Estamos en medio de un fuerte proceso de crecimiento que es preciso consolidar para poder realizar una futura cotización pública de valor", aclaró.

El 90% de los trabajadores de Izertis son ingenieros informáticos, un perfil que, según Pablo Martín escasea en el país. "El principal problema que tenemos ahora para crecer es atraer talento. Se calcula que en los próximos tres años tendremos un déficit de profesionales en nuestro sector de medio millón", advirtió el fundador de la empresa tecnológica. Mientras tanto, cientos de personas siguen sin encontrar trabajo o formándose en profesiones con difíciles salidas laborales. "¿Para que queremos en Asturias más abogados o más maestros? Y me dirán: 'No, es que cada uno tiene que estudiar lo que le guste'. ¿Y por qué hay tan pocas mujeres en Ingeniería? ¿Que es genético? No, es cultural. No hay ningún profesional cualificado de nuestro sector que esté ahora mismo en paro", subrayó.

A nivel nacional, Izertis es unas de las cuarenta primeras consultoras tecnológicas. Pero si consigue duplicar su tamaño hasta 2020, su puesto en el ránking subirá hasta situarse "entre las veinte primeras". Ese es al menos el objetivo de firma gijonesa, que compite en todo el Norte con dos empresas vascas. Recientemente, ha creado una nueva unidad de negocio para los sectores de telco y media, "utilities" y banca, incorporando a importantes directivos de estas ramas.

Compartir el artículo

stats