Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ministerio busca en la Politécnica ingenieros para formar en comercio

Economía aprecia un déficit de profesionales técnicos interesados en la exportación, pese a ser el perfil más cotizado por las multinacionales

El Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) busca ingenieros dispuestos a especializarse en la internacionalización de empresas, un perfil muy deseado hoy en día por las multinacionales. El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad aprecia "un gran déficit" de profesionales técnicos interesados en sus becas, como advirtió ayer el director de la entidad pública en Asturias, Javier Parra Rodríguez. Por eso, el ICEX centra este año la promoción de sus ayudas en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, a la que ayer acudió Parra para lanzar este mensaje: "Pensamos que por tener una titulación determinada tenemos que circunscribirnos a un trabajo de ese campo. Y la realidad es completamente diferente". De hecho, los puestos de ingenieros comerciales "vuelan" en el mercado laboral.

Miguel Martínez Istillarte, becario ICEX y socio de la consultora Jokoo, con sede en el Parque Tecnológico de Gijón, complementó las palabras de Javier Parra con su experiencia en El Congo: "Cuando vendes un proyecto en el extranjero, piden que tengas conocimientos técnicos, que sepas de lo que hablas". Martínez Istillarte aseguró que los ingenieros comerciales son muy valorados en las compañías, ya que de ellos depende su expansión y, en definitiva, sus ganancias. A la hora de buscar clientes, precisó, no se trata sólo de dar a conocer un proyecto, sino también de dominar su cultura y su lenguaje. Y eso es lo que dan precisamente la becas ICEX, a la que se presentan principalmente licenciados en Administración y Dirección de Empresas (ADE) o Comercio cuando las multinacionales demandan perfiles técnicos.

"En los últimos diez años, las empresas exportadoras aumentaron en nuestro país un 50%, y si miramos Asturias ese crecimiento es todavía mayor. Hoy en día en el Principado hay más de 2.000 firmas que venden sus productor en el extranjero y 500 de ellas lo hacen de forma continúa", aportó el director territorial del ICEX. Esto quiere decir que el ingeniero comercial será cada vez más necesario. Y encima los sueldos son más altos que en otras especialidades del ramo y la salida laboral está prácticamente asegurada. Pese a ello, ayer a la presentación de las becas asistieron algo menos de veinte estudiantes de último curso. Lo cual demuestra la dificultad que tiene el Ministerio para atraer a profesionales de carreras técnicas.

Las becas de internacionalización del ICEX, que para Miguel Martínez Istillarte supusieron "la mejor experiencia de su vida, consisten en un año de formación en la Escuela de Negocios ICEX- CECO en Madrid, un año de prácticas en una oficina económica y comercial de las Embajadas de España -hay unas noventa repartidas por todo el mundo- y otro año más en una empresa u organismo internacional que elija el propio becario. El Instituto Nacional de Comercio Exterior ofrece para la primera fase 315 plazas, pero de ellos sólo llegarán a las prácticas finales un máximo de 285 jóvenes de toda España. Normalmente a la convocatoria suelen presentarse un millar. Los requisitos son: haber nacido después de enero de 1990, tener una titulación -entran todas- y disponer de un certificado de nivel mínimo de inglés B2. El plazo para presentar la solicitud finaliza el 7 de mayo.

Compartir el artículo

stats