DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Conservatorio estrena su primera formación dedicada a la percusión

Un grupo de estudiantes ha puesto en marcha "Rim Shoot", de estilo urbano y coreografías innovadoras

Por la izquierda, Rubén García, Gonzalo García, Juan Vidal, Sara Valdés y Fernando Labra, en una actuación.

Por la izquierda, Rubén García, Gonzalo García, Juan Vidal, Sara Valdés y Fernando Labra, en una actuación.

La percusión no contaba en el Conservatorio de Gijón con una formación propia hasta ahora: cinco alumnos y exalumnos del centro de entre 16 y 21 años acaban de poner en marcha "Rim Shoot", un grupo en el que el ritmo lo marcan el propio cuerpo y los materiales reciclados.

La formación se puso de largo de forma oficial el pasado domingo en un concierto en el Jovellanos, pero sus integrantes llevan tiempo trabajando. "El año pasado creamos una pieza en carnaval con percusión corporal: palmadas, saltos, pies... y vimos que podía tener recorrido", explica Gonzalo García, uno de los músicos que ya ha finalizado los estudios de percusión.

Junto con Juan Vidal, Rubén García, Sara Valdés y Fernando Labra se ha puesto manos a la obra en el diseño de nuevas coreografías en las que, además, investigan y utilizan materiales reciclados. "Hemos creado un instrumento con latas y utensilios de cocina y otro con tubos de PVC", relata García, con referentes como "Mayumana" o "Stomp", nacidos de un ritmo urbano y con el uso de objetos cotidianos como instrumentos. La intención ahora es la de "seguir creciendo y preparando coreografías" por puro divertimento, porque todos ellos son estudiantes.

Compartir el artículo

stats