Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

III Curso de actualización en cardiología

La enfermedad cardiovascular "tiene remedio cuidando los factores de riesgo"

Cardiólogos asturianos advierten de la "saturación" de las consultas y de la necesidad de dotar de tiempo y medios a la atención primaria

Por la izquierda, Francisco Fernández, Julio Casares y Carlos Acebal, ayer, en Gijón.

Por la izquierda, Francisco Fernández, Julio Casares y Carlos Acebal, ayer, en Gijón. LUISMA MURIAS

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en España, y Asturias es la provincia con mayor mortalidad de todo el país. "Los cardiólogos no damos abasto, necesitamos de la colaboración con otros especialistas como los de Atención Primaria, de Medicina Interna o Geriatría", advierten los profesionales asturianos. Por eso desde ayer y durante la mañana de hoy Gijón alberga el III Curso de actualización en cardiología, un encuentro para "reforzar conceptos, sobre todo en los médicos de primaria, porque una mejor atención por su parte redundará en que nosotros tengamos pacientes más seleccionados y con más capacidad de actuación sobre ellos".

Así lo resumen los doctores Carlos Acebal, Francisco Fernández y Julio Casares, del Hospital Begoña de Gijón, ante una situación de "saturación" en las consultas de cardiología por motivos como "los estilos de vida y el envejecimiento de la población", lastrados por una "falta general de educación para la salud" que, a decir de los expertos, "es clave para reducir la mortalidad". Porque, como señala Acebal, "la cardiología es muy agradecida, la enfermedad cardiovascular tiene remedio controlando los factores de riesgo, y la mortalidad está en nuestras manos". Porque se trata de una enfermedad "con poco de aleatorio, que va sumando factores de riesgo mal controlados y al final aparecen los infartos, las anginas y los ictus". Y por ello precisamente, "las cosas pueden cambiar a mejor, la cuestión está en manos sobre todo de la población", advierte el cardiólogo, que recuerda también que la atención cardiológica en Asturias "es de élite".

El nefrólogo Francisco Fernández pone el acento en factores de riesgo fundamentales como "el control de la hipertensión o la diabetes ", el primero de los cuales "tiene un diagnóstico baratísimo y muy fácil, y lo hacemos mal, no somos capaces de diagnosticar bien la hipertensión y hacer un seguimiento correcto". Pero sobre todo se trata de "un problema de tiempo".

"Los compañeros de primaria están muy agobiados porque no tienen tiempo para atender adecuadamente a los pacientes y ese es el primer paso de la medicina", alerta Fernández, quien llama la atención sobre la "falta de medios y de profesionales". Por eso "tenemos que ir a la promoción de la salud, a la educación para no llegar ni siquiera a los factores de riesgo", reflexiona Acebal.

La sociedad "tiene que pensar más en el medio y largo plazo y no tanto en solventar listas de espera", indica por su parte Julio Casares, habida cuenta de que "los médicos de atención primaria tienen una formación excelente y una actitud ejemplar, pero no son capaces de aplicar las medidas para las que están preparados por falta de tiempo y de recursos; necesitan apoyo".

"Se pueden mejorar las técnicas quirúrgicas, pero el papel del médico de primaria es capital, y para eso necesita un tiempo", sostiene Carlos Acebal, habida cuenta de que "educar al paciente en tres minutos es imposible" y si no se avanza en la educación "vamos de forma imparable hacia la cronificación; hay que empezar por una formación desde la infancia para sostener el sistema".

Compartir el artículo

stats