Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fichados cinco médicos interinos para los centros de El Coto, La Camocha y Contrueces

Cabueñes renueva a los 70 empleados de refuerzo por la gripe hasta finales de mes l Los sindicatos piden abrir la quinta planta, liberada de despachos

El centro de salud de El Coto. ÁNGEL GONZÁLEZ

El área sanitaria gijonesa recibe un nuevo impulso. La gerencia ha dado luz verde, por un lado, a reforzar la atención primaria con cinco interinos y, por otro, a ampliar hasta el 31 de este mes los contratos de los 70 sanitarios eventuales que trabajan en Cabueñes por el pico epidémico de la gripe. La ampliación de plantilla en el hospital ya se ha puesto en marcha y el de atención primaria se tramitará un plazo máximo de un mes y beneficiará a los pacientes adscritos a los centros de salud de La Camocha, Contrueces y El Coto.

Los cinco interinos suponen un nuevo cambio de enfoque al sistema habitual del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), que desde hace años cubre buena parte de sus plazas vacantes -que son los puestos que se quedan libres por la jubilación o traslado de un médico con contrato fijo- con personal eventual, que por lo general trabaja con contratos de un año y rota por todo el servicio sanitario según la necesidad por no tener un hueco laboral asignado.

De cara a la atención al paciente, sin embargo, la diferencia clave entre interinos y eventuales es que los primeros están exentos de cubrir las guardias de noche y de fines de semana, por lo que se limitan a pasar su consulta de la mañana y las cuatro o cinco guardias en horario de tarde que les toquen cada mes. Por tanto, estos interinos tampoco deben recurrir a las llamadas "libranzas", que son los días de descanso asignados tras una guardia nocturna o en días festivos. Este detalle es el que está copando buena parte de las quejas de los usuarios de centros de salud de la ciudad, que además de las listas de espera para conseguir cita recriminan desde hace años no poder tener a un médico de cabecera estable que conozca su historial.

El centro de salud de La Camocha se llevará a un interino y los de Contrueces y El Coto, dos cada uno. No supondrán un refuerzo "real", porque en realidad cada ambulatorio se quedará con el mismo número total de médicos y solo se sustituirá el cargo del eventual implicado por uno interino, pero los contratados sí tendrán la estabilidad laboral suficiente como para poder atender a un cupo estable de pacientes, hacer solo las guardias del centro en el que trabajen y no tener que moverse de un ambulatorio a otro para cubrir las ausencias de otros compañeros. Se acabó el ver a un médico distinto cada semana.

Queda pendiente, eso sí, saber cómo se organizará la cobertura de esas guardias nocturnas y de fin de semana con cinco eventuales menos, porque esta categoría sanitaria, la más castigada de la región, asume decenas de horas de trabajo más cada mes en comparación con sus compañeros con plaza y muchos acaban opositando fuera de la región o del país para regularizar su situación.

Refuerzos en Cabueñes

Refuerzos en CabueñesPor otra parte, el Hospital de Cabueñes sigue atendiendo cada día a cerca de medio millar de pacientes, por lo que la gerencia ha dado luz verde para que los 70 eventuales de refuerzo que tenían previsto dejar de trabajar el pasado domingo mantengan sus contratos hasta, al menos, el día 31 de este mes. Los sindicatos, aunque aplauden la medida, urgen abrir de inmediato la zona de despachos de la quinta planta que desde hace días se está reacomodando para acoger en el futuro a una veintena de enfermos.

Los nuevos contratos centran su refuerzo en el área de enfermería y en el de técnicos de auxiliar de enfermería, que se llevan 25 y 20 de los puestos, respectivamente. El hospital gijonés también tiene a 21 celadores y 4 pinches de cocina más de los previstos. El centro amaneció ayer con 43 pacientes instalados en camas supletorias y otros 29 duplicando habitaciones individuales.

Compartir el artículo

stats