Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital de Jove planea una ampliación que obligaría a modificar el acceso a Urgencias

La reforma de parte de la planta baja permitirá crecer al servicio de endoscopias l En activo el nuevo acelerador de radiodiagnóstico

Indicador del acceso de Urgencias del Hospital de Jove. MARCOS LEÓN

Pese a la situación de pandemia, el Hospital de JoveLo más complejo del plan será la renovación del equipo de resonancia, que obligará, según cuentan los profesionales del centro sanitario, a realizar una reforma "algo complicada" porque se encuentra junto a la carretera que bordea la entrada de Urgencias. El hospital gijonés, en cualquier caso, ya ha pedido información para seguir adelante con este proyecto. De momento, se desconoce si servirá para sustituir el actual equipo o para sumar un segundo aparato.

"Si hacen obra, podríamos quedarnos con las dos máquinas, y así usaríamos la que ya tenemos para casos más simples", explican desde el centro. Hace unas semanas, ya se puso en marcha otro plan de ampliación, en este caso, en la zona de endoscopias, y también ha comenzado a funcionar un nuevo acelerador del servicio de radiodiagnóstico que permite, desde inicios de julio, un tratamiento oncológico más potente y menos lesivo para el paciente.

El servicio de endoscopias, que suele ocupar la planta baja, se ha trasladado a la primera mientras se realizan las labores, aunque según el personal "todo se frenó" durante la pandemia y todavía no está claro cuál será el plan final. Apuntan que la idea de la gerencia es aumentar el número de plazas para poder asumir más intervenciones -es una actividad bastante potente del hospital y parte de ella está financiada por Salud para asumir pacientes del área sanitaria V- y que, incluso, se barajaba abrir un par de quirófanos para cirugías menores.

El plan de resonancia, de salir adelante, será complejo. "Se está valorando comprar una máquina mucho más avanzada de la que tenemos y el objetivo era mantener la vieja para disponer de dos equipos, aunque habría que ver si tendríamos pacientes necesarios para justificar ese gasto", dicen los trabajadores. "Si se suman, habrá que hacer una obra un poco complicada porque la zona da contra la carretera que baja de Urgencias y habría que eliminar una curva muy pronunciada. Incluso tenemos dudas sobre si hasta se tendría que comprar algún terreno", añaden.

El nuevo acelerador, por último, funciona desde inicios del pasado mes de julio y supone una mejora exponencial de la oferta de radioterapia en Jove. "Es mucho más rápido y menos agresivo para la parte sana del cuerpo del paciente", aplauden otros trabajadores del centro, que inciden en que este servicio es uno de los "grandes puntos fuertes" de Jove y que, por tanto, centrar en él las inversiones le garantizan una mayor cobertura y financiación en la sanidad pública. Jove instaló su primera unidad de radioterapia en 2006 tras más de un año de polémica. En su momento, el colectivo vecinal exigía este servicio en Gijón para poder descentralizarlo del de Oviedo y, al mismo tiempo, buena parte del sector sanitario no veía justificado la necesidad de tanta inversión. Con los años, se ha convertido en uno de los emblemas asistenciales del Hospital de Jove.

Compartir el artículo

stats