Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las entidades sociales, ahogadas con los recortes de Bienestar: "Es preocupante"

Los colectivos gijoneses dejarán de percibir 150.000 euros en ayudas, "un palo en toda regla", justo ahora que "aumentan los necesitados"

Un plato de comida en el comedor de la Cocina Económica.

Un plato de comida en el comedor de la Cocina Económica. Á. G.

La crisis derivada de la pandemia por el coronavirus y sus devastadoras consecuencias económicas están abocando ya a muchas familias a pedir ayuda y en Gijón cada vez se notan más las colas a las puertas de comedores y asociaciones de caridad. A esos efectos hay que sumar que las entidades sociales asturianas dejarán de recibir el apoyo del Principado en los próximos ejercicios. El ejecutivo regional ha avanzado un recorte de 790.487 euros para proyectos sociales que se desarrollan en Asturias: de ellos, unos 150.000 se corresponden con entidades ubicadas en Gijón, y a ellas aún habría que sumar los efectos colaterales del recorte de otras asociaciones que, sin tener su sede en la ciudad, también desempeñan actividades en ella. Es un "palo en toda regla", señalan los representantes de las entidades que verán mermadas las ayudas de manera directa a 301 proyectos desarrollados por 156 entidades y en diversos frentes: inclusión social, infancia, voluntariado, discapacidad y mayores. En el caso de las entidades gijonesas, la inclusión es el ámbito que más sufrirá los recortes, con casi 60.000 euros menos para las asociaciones de la ciudad que trabajan en este campo.

600 raciones

La Asociación Gijonesa de Caridad, de la que depende directamente la Cocina Económica, dejará de recibir un monto total de 23.400 euros, repartidos entre el comedor social, la residencia de media estancia y el centro de primera acogida. La situación es "muy preocupante", asegura la directora de la Cocina Económica, Sor Marisela Cueto, en un momento en el que "estamos viendo un gran incremento de usuarios en los últimos tiempos". El centro despacha más de 600 raciones diarias entre comidas y cenas, con unos ingresos cada vez más mermados (este año ni siquiera han podido contar con las casetas de la playa, cuyo alquiler iba destinado a costear su actividad) y ahora se deben enfrentar a un nuevo recorte económico que pondrá contra las cuerdas la atención a todos los que llaman a su puerta.

Los programas destinados a infancia en Gijón se llevarán un tijeretazo de 45.637 euros; los de voluntariado, 12.616 euros; los de discapacidad, 27.357 euros y los de mayores, 2.700 euros. Cantidades que "aunque puedan parecer unos pocos miles de euros, son fundamentales porque cada céntimo se destina a las personas que más lo necesitan, y no siempre somos conscientes de ello".

Quien advierte es Rafael Piñera, del Hogar de San José, que verá afectada la ayuda para su programa de vivienda digna, inserción laboral y autonomía personal para jóvenes mayores de 18 años en situación de dificultad social que han estado bajo una medida de protección. También verán recortados los fondos para voluntariado, y todo ello causa en la casa "mucha tristeza, porque es una decisión que no acabamos de comprender", recalca Piñera. "Desde luego, nos viene muy mal, y tendremos que replantear programas y formas de trabajo para ver cómo podemos seguir adelante", indica, porque "no contábamos con ello, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un momento tan complicado para tanta gente". En este sentido, el director del Hogar de San José reconoce que "la situación de los gobernantes será complicadísima", pero "precisamente por ello no se debería recortar en el ámbito social, que es el que ha dado el do de pecho en esta situación generada por el covid-19, respondiendo por encima de nuestras posibilidades. Las administraciones tendrán que reorganizar sus presupuestos, pero que lo hagan a costa de lo social es un varapalo enorme porque es justo donde se debería de reforzar", denuncia Rafael Piñera.

En el Hogar de San José no se cansan de repetir que "el tercer sector sigue trabajando con quienes más lo necesitan, es un dinero que se concreta en acciones con personas vulnerables; el nuestro es un trabajo corresponsable que no siempre es reconocido", critican.

En el ámbito de la discapacidad, por ejemplo, la Asociación Adansi de atención a niños con autismo dejará de recibir 5.000 euros, justo cuando más casos están llegando a la entidad en busca de apoyo y de terapias de acompañamiento. Otras entidades como "Una ciudad para todos", Expoacción, Mar de Niebla o la Asociación Parkinson Jovellanos perderán 5.000 euros cada una de ellas, la cantidad que venían recibiendo en los últimos tiempos para el desarrollo de sus terapias, y que suponía un soporte clave cuando apenas se dispone de otros medios de financiación.

Recorte vital

Mar de Niebla también deberá afrontar un buen recorte en sus programas de incorporación social y comunitaria (de más de 11.600 euros), tal y como alerta Héctor Colunga. Un varapalo tras unos meses de trabajo agotador para dar solución a las necesidades de los más vulnerables, especialmente en la zona oeste de Gijón, afectados de muy variadas maneras por la crisis del coronavirus en los últimos meses. Tras un periodo de movilización de recursos sin precedentes en pleno estado de alarma, ahora deberán encarar un recorte "vital" para la supervivencia de sus actividades con quienes más necesitan del apoyo comunitario.

El Albergue Covadonga, la Asociación Cuantayá, la Fundación Adsis, las religiosas de la Asunción, Proyecto Hombre o el Patronato San José dejarán de contar con ayudas para la promoción del voluntariado, y Abierto Hasta el Amanecer, que en los últimos años se ha topado con numerosos problemas de financiación por la demora en la recepción de las subvenciones municipales, tendrá que capear ahora un recorte en varios frentes. Desde el programa de Ocio Alternativo Nocturno hasta el programa de participación infantil "Abierto para jugar" o el proyecto de participación infantil y juvenil "El Ñeru", con una cuantía total de más de 14.400 euros.

La Fundación Secretariado Gitano, el Hogar de Pensionistas de El Coto o Cocemfe, este último a nivel sobre todo regional, también dejarán de recibir ayudas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats