Un gran incendio en el último piso de un edificio de la calle Santa Doradía, en el centro de Gijón, obligó esta mañana a desalojar a una decena de vecinos ante el avance de las llamas y la gran humareda que provocó el fuego. Todo apunta a que un cortocircuito en una lámpara motivó el incendio, que afortunadamente no generó daños personales.

El cortocircuito de una lámpara provoca un incendio en un piso de Zarracina que genera la alarma por las llamas y el humo Pablo Palomo

En el inmueble afectado, un dúplex, viven cuatro personas, una de ellas de avanzada edad. Pero lograron salir ilesos. “Todo pasó muy rápido”, afirman los afectados. Los bomberos lograron sofocar las llamas pasados varios minutos, aunque los daños generados fueron muy importantes. 

Así quedó el cuarto más afectado por el incendio. J. P.