Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los centros educativos de la Laboral recelan del traslado temporal de Enfermería por falta de espacio

"Las estancias ya tienen una alta ocupación", coinciden los inquilinos del complejo

Vista aérea de las instalaciones de la Laboral.

Vista aérea de las instalaciones de la Laboral. Marcos León

La falta de espacios útiles y la necesidad de establecer prioridades funcionales de cara al futuro serían los dos grandes escollos que deberían salvarse para el traslado, en principio temporal, de la Facultad de Enfermería al complejo de la Laboral. Una propuesta, adelantada por LA NUEVA ESPAÑA, que exigirá un acuerdo entre la consejería de Salud y la Universidad de Oviedo y que cuenta con el visto bueno del personal de la Facultad, asfixiada por la falta de espacio y por los retrasos en la ampliación del Hospital de Cabueñes, donde estaría proyectada finalmente.

Pero para quienes desarrollan ya su actividad en el macro complejo, la solución no es a priori tan sencilla como la pintan. Porque, para empezar, los espacios que se podrían habilitar no son en la actualidad muchos.

“La primera duda que me suscita es el espacio. Es decir, no sé si se plantea ocupar aulas de la Facultad, lo cual es imposible, o habilitar nuevos espacios, que no sé dónde podrían ser”. El decano de la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales “Jovellanos”, Leví Pérez, pone el acento en una alta ocupación de los espacios actuales que podría suponer un obstáculo para habilitar Enfermería, o que en su caso requeriría de obras de adecuación en otros espacios. Pérez se muestra prudente en todo caso, puesto que “no se nos ha comunicado nada”.

En parecida tesitura se encuentra la directora del centro de FP La Laboral, otro de los grandes vecinos del complejo educativo. “En nuestra zona el sitio está muy limitado. En el turno de mañana estamos completos y si hay algún ciclo que se implante debe ir a vespertino”, recuerda María Goitia, consciente en todo caso de que Enfermería, al ser dependiente de la Universidad de Oviedo, “debería ir a la zona gestionada por la Universidad, así que todo dependería de los acuerdos a los que puedan llegar”.

Nacho Ortega, jefe de estudios de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), asegura por su parte ser consciente de que “se está intentando dar la salida a La Laboral, utilizando espacios, porque es algo muy grande a lo que hay que dar de comer todos los días, y supone un gasto muy contundente. Cuantas más entidades puedan aportar algo más fácil será mantenerlo”. Pero “parece que la Laboral no encaja en este proyecto cuando la Universidad, con su capacidad económica, puede permitirse incluso configurar un campus”.

Es más, recuerda Ortega que “hay un Conservatorio de Danza en el que hay alumnos que ocupan espacios de la ESAD porque no tienen sitio” y, por lo tanto, y dado que la Laboral “no es una empresa privada”, “tiene que darse un discurso social, participativo”, defiende el jefe de estudios.

Compartir el artículo

stats