Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Centro, Cimadevilla y Musel, prioridades en el estudio de campo del plan de movilidad

Los datos del tráfico y su composición se unen a las respuestas a 3.200 encuestas ciudadanas

Un camión a su paso por la avenida Príncipe de Asturias. | Marcos León

Un camión a su paso por la avenida Príncipe de Asturias. | Marcos León

Cimadevilla, la zona centro y El Musel son los tres territorios a los que se da un trato singularizado en el trabajo de campo que están realizando los responsables del diseño del nuevo plan de movilidad de Gijón. El plan, con un horizonte de vida que va de este 2021 en curso al 2030 y un proceso de elaboración de 14 meses, está ahora mismo en su fase de diagnóstico. Dos meses de trabajos para analizar la demanda y la oferta de movilidad, las variables externas y el modelo territorial.

La empresa adjudicataria del plan ha diseñado seis acciones para recoger la información que necesita de cara a presentar los primeros borradores. Ente esas acciones está un estudio de modelización del tráfico en la zona centro y Cimadevilla, que empezará estos días, y un control de aforos de vehículos de mercancías en tres puntos de acceso al puerto de El Musel.

El plan de trabajo incluye también el estudio de aforos de peatones, ciclistas y vehículos de movilidad personal en 28 puntos distintos de la ciudad, un control de velocidad con radar en 20 localizaciones y el análisis de la composición del tráfico –distinguiendo turismos, furgonetas, camiones y autobuses– en 20 puntos de distintas áreas de la zona urbana gijonesa.

Y a los datos que salgan de esos trabajos en la calle se sumará el análisis de las contestaciones de todos los participantes en la campaña “Gijón se mueve contigo”, con la que el Ayuntamiento incorporó la participación ciudadana a esta fase del proceso de elaboración del plan de movilidad.

A través de la web municipal se plantearon dos encuestas. Una sobre hábitos generales de movilidad de los gijoneses, en la que participaron 730 personas, y otra centrada en la movilidad que genera el traslado a los centros de trabajo y de estudios, a la que contestaron 784 internautas. Un detalle. El 43% de los participantes en esta segunda consulta son trabajadores del Ayuntamiento, sus organismos autónomos o sus empresas.

Y al margen de este trabajo, desde la concejalía de Movilidad se trasladó un cuestionario especial a los centros educativos de la ciudad para que se distribuyese entre las familias. Se han recabado 1.718 respuestas. De ellas, hay 775 que se corresponden con colegios donde ya se han aplicado actuaciones de los proyectos de caminos escolares seguros y donde la consulta incluía un apartado específico sobre este asunto. Los niveles de participación –superiores a los esperados– garantizan un nivel de confianza del 99% en las conclusiones que se determinen, explican los responsables de las encuestas.

A partir de este trabajo, la empresa tiene la obligación de presentar el 30 de abril al Ayuntamiento un primer borrador de su diagnóstico, que será revisado por el servicio de Movilidad que hará sus aportaciones. El 15 de mayo es la fecha para el segundo borrador, ya con las correcciones e incorporaciones asumidas, que se pasará a todas las áreas municipales. Y ya será el tercer borrador de ese documento de diagnóstico, sin fecha concreta de entrega fijada aún, el que se abra a un proceso de participación ciudadana. A través de dos vías: un proceso online en la web municipal y una jornada de debate. Este es el momento en que entren en juego en la elaboración del plan de movilidad tanto el Foro de Movilidad, como los consejos de distritos y todas las entidades del entramado asociativo local. El objetivo es que esta fase de diagnóstico quede cerrada el 30 de junio. Luego, se definirán las propuestas.

Compartir el artículo

stats