DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se busca portera con ganas de triunfar

El Liberbank Gijón lanza una campaña para captar jóvenes guardametas: “La pandemia ha frenado su llegada”

Lucía Alonso (a la izquierda) y Raquel Álvarez, con Meriem Ezbida agachada. | Juan Plaza

Lucía Alonso (a la izquierda) y Raquel Álvarez, con Meriem Ezbida agachada. | Juan Plaza

Los porteros de balonmano han conseguido echar por tierra dos de los sambenitos que pesaban tradicionalmente sobre este puesto: que lo ocupaba el peor del equipo para que no molestara a sus compañeros y que era el más expuesto a recibir golpes. “Hoy en día no hay un equipo campeón sin que tenga un gran portero”, asegura la guardameta del Liberbank Gijón Raquel Álvarez, que es una de las protagonistas de una original campaña de captación que acaba de lanzar el club gijonés. Junto a ella, sus dos compañeras de demarcación, Meriem Ezbida y la junior Lucía Alonso, protagonizan el cartel que busca candidatas a ponerse bajo los tres palos.

La iniciativa del club gijonés quiere captar jugadoras en general, pero porteras en particular para sus equipos de las categorías inferiores. Luis Avelino Álvarez, coordinador de los equipos de base del Liberbank Gijón, lo explica: “Esta temporada, por la pandemia, no hubo Escuelas Deportivas y no pudimos ir por los colegios haciendo captación de jugadoras”. Ante este panorama, el entrenador propuso poner en marcha una campaña “para empezar a mover gente por los colegios de cara al curso que viene y de paso hacer especial énfasis en el puesto de portera”. Pone como ejemplo que este año tiene 25 jugadoras de categoría infantil y “solo dos son porteras”. “Eso es un problema porque el de portera es un puesto complicado y no hay muchas”, dice.

Raquel recuerda que ella también llegó de rebote: “Yo jugaba a baloncesto pero siempre había querido ser portera de fútbol y llegué al balonmano solo con la intención de probar, pero me enganchó”. Y desde entonces ha tenido una trayectoria de éxito que la ha llevado a jugar en varios equipos europeos. Y no está de acuerdo en que el suyo sea un puesto peligroso. “Ves el balón venir, hay más golpes entre las jugadoras de campo” asegura. El llamamiento es para niñas nacidas a partir del 2007 y las interesadas sólo tienen que pasarse por el pabellón de Moreda los lunes o los viernes entre cuatro y cinco de la tarde o los miércoles entre cinco y media y siete. La campaña lleva poco tiempo circulando por las redes sociales, apenas un par de días, y ya ha tenido algún resultado positivo. “Recibimos la llamada de una niña que es portera de fútbol, pero que le gustaría probar a serlo de balonmano y claro le dijimos que estaríamos encantados de que viniera a intentarlo”, señalan, satisfechos, en el club.

Compartir el artículo

stats