DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alimentación en Gijón va por barrios: Viesques come más fruta, y La Calzada, más bollería

Un estudio sanitario analiza los hábitos de compra de las zonas oeste y este y alerta del abuso de alcohol en hombres con bajo poder adquisitivo

Avenida de la Cordillera Cantábrica, en Viesques.

Avenida de la Cordillera Cantábrica, en Viesques.

Bajo la premisa de que la salud empieza en el carrito de la compra, un equipo de sanitarios asturianos han publicado recientemente un llamativo estudio en el que analizan los hábitos de compra de los barrios por su poder adquisitivo. Decidieron hacer su estudio en Gijón, por considerar que era una ciudad lo suficientemente heterogénea como para dar con grupos diferentes, y estudiaron las compras en una misma cadena de supermercados de Viesques, como barrio socioeconómicamente más alto, y La Calzada, de carácter más obrero y menos recursos económicos. Y los datos recogidos han confirmado sus sospechas. En Viesques las familias se fijan más en la etiqueta nutricional y no tanto en el precio y van directos a la sección de productos frescos. En La Calzada, hay más compras de galletas y bollería, siempre en oferta, y los usuarios acuden con una lista de productos para evitar adquisiciones por capricho.

Avenida de la Argentina, en La Calzada. Juan Plaza

Explica Edurne Mezquita, una de las autoras del estudio –que lideró Beatriz Braña–, que las diferencias en los hábitos de compra en estos dos barrios “parecen bastante claras”. La metodología de la investigación fue muy sencilla: enviaron a una “observadora” que fingía hacer sus compras mientras registraba el perfil y el carrito del resto de usuarios. De primeras, en el súper de La Calzada vio muchos más usuarios con aspecto de sufrir obesidad y sobrepeso, un rasgo casi inexistente en el mercado de Viesques. En el barrio más rico se solía comprar en familia, con los niños, y la primera parada era casi siempre la sección de frescos, carnes y lácteos, así como las verduras y hortalizas. En La Calzada se adquirió más fiambres y embutidos, así como productos de bollería de todo tipo. La observadora, además, vio a más hombres comprando bebidas alcohólicas y refrescos azucarados.

El estudio, titulado “Determinantes sociales y su influencia en la cesta de la compra”, concluye que, tras lo observado, en Gijón “a mayor nivel socioeconómico”, más familias apuestan por la fruta fresca, carne y pescado, que la demanda de bebidas alcohólicas se asocia más a los barrios pobres y que llevar a los niños al súper, algo “básico para aumentar su responsabilidad”, queda relegado a los barrios ricos.

Compartir el artículo

stats