DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vendido en 1,6 millones el piso más caro de Gijón: un ático con piscina en San Bernardo

El dúplex, ubicado en una octava planta y listo para finales de 2022, dispone de 280 metros cuadrados de superficie, de los que 140 corresponden a terrazas

Una infografía de las futuras edificaciones

Una infografía de las futuras edificaciones

El que será el piso más caro de Gijón ya está reservado por 1,6 millones de euros. Se trata de un dúplex de lujo, dotado con piscina y una superficie cercana a los 280 metros cuadrados, de los que 140 corresponden a terrazas, ubicado en el ático de la octava planta del número 23 de la calle San Bernardo, esquina con Emilio Villa. El edificio está en fase de construcción desde el pasado día 9, promovido por Realidades del Pacífico, sociedad del empresario asturmexicano Antonio Suárez, que acaba de ser designado como hijo adoptivo de Gijón.

Una recreación del ático con piscina

Una recreación del ático con piscina

La actuación incluye la recuperación del palacete diseñado por Manuel del Busto (1874-1948), con viviendas de techos de cuatro metros de altura que conservarán muchos elementos originales, tales como la herrería Art Decó, la azulejería, varias columnas de época y un bellísimo portal. “Se trata de devolver la dignidad a un edificio que forma parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad y que se encuentra en un lamentable estado”, señalan los portavoces de la promotora.

El edificio que se une al palacio permitirá tapar, al menos en parte, las feas medianeras que permitió en su momento el desordenado crecimiento de la primera línea de la playa de San Lorenzo.

El dúplex de los 1,6 millones de euros, en segunda línea de la playa, está orientado al sur. Dispone de unas vistas espectaculares y contará con el sistema de máxima certificación energética conocido como “passive house”. Además, el ático está abrigado del viento por la construcción adyacente.

Estado actual de la construcción. | Juan Plaza

Estado actual de la construcción. | Juan Plaza

En total, esta promoción en pleno centro de la ciudad está integrada por 29 viviendas, la mayor parte de las cuales ya están reservadas. En principio, la previsión de la promotora, que ya ejecutó otro complejo residencial de lujo en el paseo de Begoña, el que lució una gran bandera de España en la fachada, es que el edificio de San Lorenzo esté listo para entregar a sus flamantes propietarios a finales del año que viene.

La construcción se llevará a cabo en tres fases. La primera, que se encuentra en marcha desde hace varias semanas, dura dos meses y consiste en el derribo del número cuatro de la calle Emilio Villa, para realizar, a continuación, los sondeos geotécnicos del subsuelo.

La segunda fase se centrará en la demolición parcial del edificio protegido en su cara norte, la excavación de los sótanos y la elevación del forjado de las plantas de garaje hasta la cota cero o a nivel de suelo rasante. Esta parte de la actuación se estima que ocupe alrededor de seis meses.

La tercera fase consistirá en el levantamiento de la estructura del nuevo edificio y la rehabilitación del histórico. Cuando esta parte de la obra se inicie llegará el momento de proceder a la firma de los contratos de compraventa.

Compartir el artículo

stats