Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vespas y lambretas colorean Gijón

Participantes en el festival Ye-Yé, que termina hoy, disfrutaron de un paseo en moto por la ciudad: “Somos amigos y compañeros de carretera”

7

Vespas y Lambretas colorean Gijón

Desde el Lavaderu de Cimavilla a Castiello, pasando por media ciudad, vespas y lambretas de todos los colores recorrieron ayer las calles de Gijón. Lo hicieron en el tradicional paseo en moto del festival Ye-Yé, en el que participaron aficionados no solo de la música de los 60, sino de estos vehículos populares. “Además de compartir las mismas inquietudes, somos amigos y compañeros de carretera”, comentaron.

Aurelio Tolibia acudió por primera vez a la salida en moto del Ye-Yé. “La compré hace solo tres meses y creo que es una buena ocasión para lucirla”, indicó. Aunque no sea aficionado a la estética sesentera que representa el festival, sí lo es a los vehículos de dos ruedas. “Me entusiasman las motos clásicas en concreto”, matizó. Aprovechando el verano y el buen tiempo de mediodía, Tolibia asistió al paseo animado por uno de sus amigos, Óscar Vasco, que declaró que lleva “siete años” acudiendo al festival. “Me gusta mucho ver las motos y coincidir con amigos que comparten esta afición; además de la música”, mencionó.

Vespas y lambretas colorean Gijón

Vespas y lambretas colorean Gijón Alberto ALGUERÓ

También los hay que pusieron su moto a punto expresamente para ayer, como Manuel López y su hija Inés. López compró una Vespa en los años 80, cuando todavía no tenía carnet. “Fui al taller para ponerle retrovisores a mi vespino y me enamoré de una Vespa que se vendía por 15.000 pesetas. Le ofrecí mi moto al dueño pagándole la diferencia y la compré”, cuenta. Ahora, es su hija Inés quien la ha heredado. “Me apunté a un club de aficionados de Langreo y, desde entonces, he acudido con ella a varias concentraciones como esta”, explicó.

Vespas y lambretas colorean Gijón

El Ye-Yé continuó ayer con su agenda de actos más allá de coloridas vespas y lambretas. El espigón de Fomento volvió a llenarse para presenciar un concierto único en España, interpretado por Gabriel Casanova, Sergio Albentosa y Julián Maeso, tres de los mejores organistas de la marca Hammond, acompañados por Telmo Fernández y Antonio Álvarez “Pax”. “The Hammond Organ Summit”, nombre de la formación, recordó a los asistentes lo que es el verdadero soul, jazzdance o deep funk, estilos que interpretaron ante las más de cien personas que se dieron cita en Fomento.

Vespas y lambretas colorean Gijón

Otro de los acontecimientos del día fue el mercadillo que se celebró en la zona cubierta de El Solazo. Las personas que se acercaron hasta allí pudieron acceder a la oferta de varios establecimientos que vendieron productos asociados a la estética del festival, como prendas y otros artículos. También, escucharon la sesión de pinchadiscos que, en esta ocasión, se trasladó hasta el Camín de la Nisal, en Bernueces. El festival terminará hoy, con el concierto de la banda “Stay” y más música sesentera pinchada por Djs en la playa de Estaño.

Compartir el artículo

stats