La Casa Paquet se presenta

Una publicación de Divertia repasa la historia de la familia y la edificación de Cimadevilla, ahora oficina de turismo

La Casa Paquet, en Cimadevilla. | Juan Plaza

La Casa Paquet, en Cimadevilla. | Juan Plaza / R.V.

R.V.

“¿Pa qué? ¡Paqué vive en el muelle!”. La popular expresión gijonesa ejemplifica la importancia para Gijón de la Casa Paquet y es el punto de arranque del prólogo de la publicación dedicada a la casa, su familia y su historia, que acaba de editar el área de turismo de Divertia. No hay que olvidar que la Casa Paquet acoge desde el año pasado la oficina de turismo de Gijón.

Uno de los usos comprometidos cuando el Ayuntamiento optó por alquilar el histórico inmueble de Cimadevilla con el objetivo de convertir la mayor parte de su espacio en albergue de peregrinos del camino de Santiago. Un proyecto al que dio marcha atrás el actual equipo de gobierno.

Noemí Pariente y el historiador Héctor Blanco firman los distintos textos de un folleto que hace su primera parada en la historia de la familia Paquet, desde la llegada de José Paquet Guiguet desde Francia en la segunda mitad del siglo XIX para incorporarse a la Unión Hullera y Metalúrgica de Asturias, y la segunda en el recuerdo a Miguel García de la Cruz como arquitecto que diseñó el edificio en 1918 con el doble objetivo de ser la sede de la compañía naviera de Alberto Paquet y el domicilio familiar del matrimonio Paquet del Campo. Su última reforma, para convertirla en lo que ahora es, lleva la firma del arquitecto Álvaro Ron.

El resto de las páginas del folleto, que se puede encontrar en redes y tiene su gemelo en papel, recorren el largo siglo de historia que la Casa Paquet ha tenido como faro de Cimadevilla.