Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La coral del LEV ya usa autotune

Alumnos del taller para niños ponen el broche al festival con una inédita actuación: “Ha sido una experiencia muy guay”

Desde la derecha, Daniel Romero, Paz Quiroga y Julia Fernández, con los demás participantes del taller | Marcos León

Desde la derecha, Daniel Romero, Paz Quiroga y Julia Fernández, con los demás participantes del taller | Marcos León

Encapuchados con una prenda de color verde y simulando ser elementos de un bosque. Así se presentaron en el Muséu del Pueblu d’Asturies los alumnos del taller “Técnicas expandidas aplicadas a la música coral”, enmarcado en el LEV. Con el “autotune” como herramienta estrella para procesar sonidos y bajo los mandos del músico asturiano Daniel Romero, los niños ofrecieron un inusual espectáculo como parte del cierre del festival, en el que mostraron al público lo aprendido durante los cuatro días que duró el curso. “La idea es que la coral que se formó en el taller continúe”, comentó Romero.

Ana González, alcaldesa de Gijón, presente en el concierto junto con Manuel Vallina, concejal de Cultura | M.L.

El primero en salir a escena fue el instructor, que comenzó a manejar un sinfín de aparatos electrónicos. “Mi misión es armar toda la tecnología con el ordenador”, comentó. A partir de ahí, los alumnos, en todo un ejercicio de creatividad, se desenvolvieron de distintos modos. Primero, entraron en el escenario sigilosamente y se acomodaron en sus sitios. Luego, comenzaron a emitir sonidos indescifrables relacionados con la naturaleza. Por último, cada uno de ellos terminó por pronunciar dos frases de temática libre. Fue entonces cuando se escucharon “A veces, el miedo es lo que te hace fracasar”, extraída de la película “Batman” por parte de César Fernández, uno de los participantes, o “Si me tiro del árbol me pincho los pies” y “Bruselas está muy lejos de aquí”, citadas por Cecilia y Paz Quiroga en alusión metafórica a su pueblo de procedencia y su más que probable nuevo hogar.

Gracias al taller, los niños entendieron la función de los sintetizadores de voz (“vocoders”), vieron cómo “loopear” un sonido y convertirlo en robótico y cantaron con “autotune”, una de las novedades que más llamó su atención. De cualquier modo, los alumnos terminaron encantados. Jacobo Gallego, uno de ellos, nunca había formado parte de una coral. “Me apunté casi a ciegas, animado por mis amigas, y lo cierto es que ha sido una experiencia muy guay. Nunca he hecho nada parecido”, comentó. Fernán Rionda también se inscribió en el taller impulsado otros compañeros, aunque “ya había hecho otros cursos del LEV anteriormente”. “Hemos aprendido a desarrollar nuestra creatividad, a cantar y no tener vergüenza”, expuso entusiasmado.

La alcaldesa Ana González acudió al acto en compañía de Manuel Vallina, concejal de Cultura. La primera edil tuvo palabras de elogio para la coral. “Me ha encantado la actuación”, resaltó.

Compartir el artículo

stats