Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armando Orbón | | Guitarrista, ofrece mañana un concierto en la colegiata de San Juan Bautista

“Lo primordial para mí es difundir la música española y su posición en América”

“Llevo toda la vida por el mundo; vuelvo a Gijón porque en agosto hubo quien se quedó fuera”

Armando Orbón. | M. L.

El guitarrista gijonés Armando Orbón volverá a actuar en la colegiata de San Juan Bautista, en Cimadevilla, tras su éxito de este pasado verano, en el que muchas personas se quedaron con las ganas de disfrutar del recital “Una guitarra, un mundo”. Todos ellos tienen una segunda oportunidad, y los que quieran repetir, que comenzará a sonar a partir de las 20.00 horas. Las entradas están disponibles en la librería Paradiso y en la taquilla de la colegiata el día del concierto.

–De vuelta a su ciudad natal.

–En agosto se llenó el concierto que hicimos y hubo gente que se quedó fuera. Entonces, desde la dirección de Liberbank se me pidió volver a hacerlo. Quería el mismo formato, el homenaje al V Centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, con Emilio Ribera, pero debe cumplir cuarentena. Entonces, el de ahora será un concierto en solitario.

–Usted también ha dado la vuelta al mundo con la música.

–Sí. Estoy de gira, y me marcho en breve para Cabo Verde, con Jorge Pardo, músico que trabajó con Paco de Lucía. Llevo toda la vida girando por el mundo. Ahora, por ejemplo, estuve hace poco en Mauritania.

–¿La música es universal o cambia dependiendo del lugar en el que esté?

–Casi siempre hago música española y de América. Ese mito de las dos orillas. Mi formación y conceptos son fundamentalmente música clásica, aunque también toco flamenco y jazz. Eso no quiere decir que no haga música de otros países, como el italiano o el francés. Pero básicamente, para mi lo primordial es difundir la música española y su posición en América. Ese es el repertorio que llevo casi siempre, de compositores que tienen que ver con España y con América.

–¿Qué tiene Gijón que es una ciudad donde gusta mucho la música?

–Soy gijonés de toda la vida, y casi siempre he vivido en Gijón. Todas las villas que están cerca del mar… Se decía antes que esas villas marineras, su gente, ya en el siglo XIX y el XX, la inmigración viajaba en barco, con vías con américa. Mucha emigración asturiana hacia América. Y se decía lo de la música de ida y vuelta, que salía de Asturias, o de cualquier puerto marino, y allí adquiría otro color e instrumentación. Pero ese mestizaje se da mucho en la música. Es una de las razones. Hasta el “Gijón del alma” tiene una raíz de habaneras.

Compartir el artículo

stats