Armón Gijón prepara ya el segundo ferry rápido para Baleària

El astillero ultima un acuerdo con el armador para un buque similar al que ya le entregó en abril del año pasado

Público siguiendo la botadora del “Eleanor Roosevelt”, el 18 de septiembre de 2020. | Marcos León

Público siguiendo la botadora del “Eleanor Roosevelt”, el 18 de septiembre de 2020. | Marcos León / M. C.

M. C.

Armón ya está preparando el proyecto para construir en su astillero de Gijón un segundo ferry rápido para la naviera Baleària, similar al “Eleanor Roosevelt” que le entregó en abril del año pasado. El acuerdo entre el grupo de construcción naval asturiano y el armador levantino para el nuevo buque está prácticamente cerrado, según fuentes del sector.

El “Eleanor Roosevelt”, un catamarán de aluminio de 123 metros de eslora por 28 de manga, tiene motores duales de fuel óleo y de gas natural, combustible este último por el que ha apostado decididamente Baleària para la renovación de su flota, por sus menores emisiones contaminantes. Botado en septiembre de 2020 y entregado en abril del año pasado, a este prototipo se le han implementado algunas mejoras por parte de personal de Armón en el astillero gibraltareño Gibdock, dentro de una revisión de garantía.

Las mejoras implementadas en el “Eleanor Roosevelt” se tendrán en cuenta para el nuevo encargo, así como cambios en la disposición general de áreas de pasaje, bodegas y la potencia de los motores.

Cuando se cerró en diciembre de 2018 el contrato para la construcción del “Eleanor Roosevelt”, por 90 millones de euros, ya se dejó abierta la opción a contratar un segundo barco.

Hasta la construcción por Armón Gijón del primer ferry rápido para Baleària, la construcción de “fast ferry” de esas dimensiones estaba copada por dos astilleros australianos. De hecho, Armón recurrió a una ingeniería australiana para el diseñó del “Eleanor Roosevelt”.

El “Eleanor Roosevelt” presta servicio en la línea que une Denia con Ibiza y Palma de Mallorca. La satisfacción de los usuarios es lo que llevó a Baleària a negociar un segundo encargo.

El astillero gijonés está ahora construyendo un barco para el repostaje de gas natural licuado por mercantes que usen este combustible, para el armador noruego Knutsen, y que ya está a flote. También está construyendo un atunero para Grupomar, una de las principales compañías conserveras de Méjico, que ya ha encargado otros atuneros al astillero ubicado en el barrio de El Natahoyo.