Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bomberos demandan al Ayuntamiento por la baja inversión

El Consistorio ha destinado solo 417.000 euros al parque de Roces de los 6,07 millones a los que está obligado

Bomberos de Gijón durante un simulacro. Ángel González

El Ayuntamiento de Gijón sólo invirtió en los últimos seis años en el Parque de Bomberos de Roces 417.000 euros de los 6,07 millones que estaba obligado a destinar a mejoras en el mismo, según una demanda que acaba de presentar la práctica totalidad de la plantilla: 68 bomberos y la sección sindical de CSI, de un total de 75 efectivos con los que cuenta el Servicio de Prevención, Salvamento y Extinción de Incendios. Esa demanda se ha cursado en el juzgado de lo contencioso-administrativo de Gijón y, en ella, los bomberos, representados por el abogado Javier Calzadilla, reclaman que el Ayuntamiento invierta los 5,65 millones de euros restantes de manera urgente para acabar con el “incumplimiento”.

Esta petición llega a raíz de que el Tribunal Supremo dictaminara en una sentencia de 2020 que el Ayuntamiento de Gijón está obligado a destinar a inversiones reales la totalidad de las contribuciones que recibe por parte de la patronal de las compañías de seguros, Unespa, para la mejora y ampliación del servicio de bomberos. En lugar de ello, el Ayuntamiento ha venido incluyendo esas contribuciones sin más en el presupuesto de bomberos, con lo que se destinan fundamentalmente a gastos corrientes del mismo, siempre de acuerdo a los argumentos de los demandantes.

En la demanda se indica que el Ayuntamiento prevé recibir de Unespa 1,06 millones de euros este año al Ayuntamiento, en los presupuestos municipales de 2022 sólo figuran 287.000 euros destinados a inversiones en el parque de bomberos. Se trata del año con una inversión más alta desde 2017. De hecho sólo figuran, según siempre el testimonio de los demandantes, otros 130.000 euros de inversión en el ejercicio 2020, mientras que las partidas de inversión en 2017, 2018, 2019 y 2021 fueron de cero euros.

El proceso judicial no sólo reclama que se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo respecto a los ejercicios no vencidos, sino que los bomberos también exigen que el Ayuntamiento destine en lo sucesivo a inversiones en el parque de bomberos de las contribuciones que cada año le aporta la patronal Unespa. En la demanda se aporta un informe del director general Económico Financiero del Ayuntamiento en la que especifica la cuantía de la contribución especial de la patronal aseguradora presupuestada para este año y de la inversión real en el parque de bomberos. Para que los bomberos pudieran presentar la demanda, el juzgado tuvo que requerir por tres veces el expediente administrativo al Ayuntamiento de Gijón, en enero, febrero y abril, con apercibimiento de multa en las dos últimas ocasiones.

Las contribuciones de Unespa al Ayuntamiento de Gijón están reguladas por el convenio suscrito entre ambas entidades en 2013 y se trata de unas contribuciones que la que la patronal está obligada por ley a hacer a los ayuntamientos para inversiones en sus servicios de bomberos. Son por lo tanto finalistas, sostiene la demanda. El conflicto por no destinar esos fondos a las inversiones previstas se remonta a 2015, cuando se efectuaron las primeras reclamaciones al Ayuntamiento que derivaron en la sentencia del Supremo señala que las contribuciones deben aplicarse en su integridad “a inversiones, sin que quepa destinarlas a gastos corrientes u ordinarios”.

Compartir el artículo

stats