Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Descartado otro Juzgado de violencia machista: “No supera la carga de trabajo”

El presidente del Tribunal Superior reconoce fallos en la red de internet y promete más equipos psicosociales: “Hay situaciones preocupantes”

Jesús María Chamorro, ayer, presidiendo la mesa junto al resto de miembros de la sala de gobierno en el Palacio de Justicia de Gijón. | I. S.

“Ningún Juzgado de violencia en Asturias supera los módulos de carga de trabajo que permitirían la creación de otro órgano judicial”. Eso dijo ayer Jesús María Chamorro, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), en relación a la posibilidad de que Gijón cuente con un segundo Juzgado de Violencia de Género. El magistrado presidió ayer una reunión de la sala de gobierno de la institución por primera vez en el Palacio de Justicia de la ciudad, del que destacó la “plena eficacia”, tanto de sus trabajadores como del propio edificio, si bien reconoció que sus posibilidades de ampliación “ya se están agotando”. Chamorro se reunió también con representantes de abogados y procurados y con los 35 jueces y magistrados de la ciudad.

Chamorro resumió en dos los aspectos a mejorar en los juzgados gijoneses: la red digital y el atasco en la tramitación de informes por falta de personal en equipos psicosociales. Respecto al primer problema, señaló que los equipos individuales de los jueces ya han sido renovados, y que está pendiente adquirir otra remesa de ordenadores para renovar los de los funcionarios. “El problema que persiste es el de los puntos comunes, la conexión con los servidores”, reconoció. Estos fallos de conexión implican desde hace tiempo retrasos y, a veces, hasta aplazamientos de juicios por la imposibilidad de conectar con testigos y agentes por videoconferencia. En cuanto a los equipos psicosociales, ahora en trámites de reforzarse en toda la región, Chamorro reconoció que esta carencia “está más acentuada” en Gijón, y que eso implica retrasos en asuntos judiciales relacionados con violencia de género y conflictos familiares. “La situación de la Audiencia ahora mismo es bastante preocupante porque hay asuntos que se quedan sin resolver hasta que los informes psicosociales salen adelante. El refuerzo es necesario, hacen falta más equipos y que esos equipos sean más productivos”, concretó el presidente.

Chamorro también destacó la importancia de una labor judicial “muchas veces callada y que no se conoce”, pero que implica “esfuerzos diarios para lograr que la justicia en Gijón tenga unos parámetros envidiables, como en toda Asturias, fuera de este territorio”. El edificio del Palacio de Justicia, señaló el magistrado, es “de las mejores instalaciones, sino la mejor, de toda la región”, sobre todo, ahora que siguen las negociaciones para tratar de ampliar el espacio de la sede principal de Oviedo, aún pendiente de agrupar sus juzgados ganando espacio en la Facultad de Ciencias. “El edificio de Gijón es moderno y nació con posibilidades de ampliación que ahora se van agotando, pero que permite que aún funcione con plena eficacia”, aseguró. Respecto a la actividad de los juzgados gijoneses, Chamorro explicó que en 2021 se recibieron 32.921 asuntos y se resolvieron 32.924. “Supone un incremento respecto al año anterior. Quiero mostrar mi plena conformidad y agradecimiento a los jueces”, agradeció.

Compartir el artículo

stats