Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fundación Alpe Acondroplasia

Carmen Alonso (Fundación Alpe): "Gijón nos ha dado ayuda, apoyo y aprendió a mirarnos de otra manera"

La directora de Alpe festeja el "regalo que nos hace una ciudad muy especial para nosotros"

Ángel del Río y Carmen Alonso, de Alpe junto a los portavoces de Ciudadanos y Vox, José Carlos Fernández Sarasola y Eladio de la Concha. | Juan Plaza

Carmen Alonso, directora de la Fundación Alpe Acondroplasia, fue la encargada de ponerle palabras al agradecimiento de la entidad tras haber recibido la medalla de plata de Gijón junto a Ángel del Río, secretario de la entidad. Palabras donde Gijón fue la verdadera protagonista en un día, explicó Alonso, "para agradecer, para compartir y para celebrar.

"Queremos agradecer que el pueblo de Gijón nos haya concedido tan maravilloso regalo, la medalla de plata de Gijón. La Fundación Alpe y Gijón hemos crecido juntos. Crecer esa palabra tan importante para las familias de Alpe. Gijón nos ha dado ayuda, apoyo, nos ha escuchado y ha aprendido a mirarnos de otra manera. Gijón se ha convertido en un lugar especial en la vida de muchas personas de muchos lugares del mundo", explicó Alonso ante un auditorio con muchas personas de la entidad aplaudiendo. Y al que, solo unos minutos antes como acompañamiento musical del vídeo de presentación, Amaral había lanzado el mensaje de "bien alta la mirada, que el mundo te vea pasar".

Alpe se constituyó en enero del año 2000. Son 22 años trabajando a favor de las personas con acondroplasia y otras displasias esqueléticas que causan enanismo y de sus familiares. Un trabajo que ha convertido a la institución y a Gijón en referente nacional e internacional en este campo. Entre otras muchas cosas por la ya tradicional cita gijonesa de los encuentros internacionales de expertos que organiza Alpe. El año pasado fue el del reencuentro tras dos años de obligado parón por la pandemia con 700 personas reflexionando en Gijón sobre acondroplasia.

El objetivo siempre ha sido mejorar la calidad de vida de las personas con acondroplasia pero no solo desde un punto de vista médico, también promoviendo la plena inclusión educativa y sociolaboral. "No dejaremos nuestros sueños de lado. Nuestros sueños nos guiarán hacia un futuro mejor, nuestra esperanza", comentó Alonso tras hacer suyo el mandado de "mio ma" de ser agradecida y compartir con el público el mensaje de que "la gratitud es la memoria del corazón".

Compartir el artículo

stats