Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luto en la aeroestación por el repentino fallecimiento de Germán Rodero a los 51 años

El gijonés, "una persona irrepetible y generosa", sobrevoló en globo el Kilimanjaro y el Amazonas

Germán Rodero.

La repentina muerte a los 51 años de Germán Rodero Menéndez, "una persona irrepetible y cariñosa" provocó este domingo una enorme conmoción entre sus familiares y multitud de amigos, en especial en la aeroestación, un ámbito en el que Rodero destaco. Entre múltiples citas, llegó a sobrevolar el globo el Kilimanjaro y el Amazonas.

Germán Rodero, casado con Pepa Gonzalo García y padre de Alberto y Andrea, era antiguo alumno del colegio Corazón de María, cuyos compañeros de promoción también lloraron ayer la inesperada muerte. "Se nos ha ido una de esas personas que dejan marca en tu vida, una de esas personas buenas por naturaleza y a la que echaremos mucho de menos", compartió ayer Filippo Piore, compañero de colegio que destacó "la fuerza física" que siempre tuvo Rodero "cuando jugaba de centrocampista al fútbol".

El gijonés, además, destacó en el mundo de la aeroestación, tanto como piloto como formador. De hecho, desvela su amigo Jorge Uría, "estaba trabajando en un plan de enseñanza". "Fue una persona que todo aquel que lo conociera dirá que era irrepetible. Una persona generosa que tenía tiempo para todo el mundo. Se ocupaba de su familia y trabajaba, pero siempre que le llamase cualquiera con un problema, o que él se enterase de que alguien lo estaba pasando mal, era el primero en llamar y estar pendiente", destacó Jorge Uría.

La noticia de su muerte saltó de móvil en móvil entre sus muchos amigos y conocidos. "Era una persona muy tranquila, sabía escuchar, de forma natural. Siempre que tienes un agobio o un problema te acuerdas de él", añadía Jorge Uría.

Buena parte de su vida la dedicó Rodero a volar en globo aerostático. "Siempre nos llevaba a los amigos a campeonatos de España", recordaba Uría. Este gijonés, además, participó en diferentes campeonatos tanto a nivel nacional como internacional. Incluso, destacan sus allegados, llegó a viajar a Tanzania para sobrevolar el Kilimanjaro. También recorrió buena parte de la selva del Amazonas. "Fue una que vivió muy bien la vida, en el sentido bueno, de cultivar amistades, de hacerse y dejarse querer de forma natural", destacan sus amigos.

Funeral en La Asunción

El funeral está previsto este martes, día 5, a las cinco de la tarde en la iglesia de La Asunción. Sus restos mortales reposan en la sala 12 del tanatorio de Cabueñes.

Compartir el artículo

stats