Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Historia de Auschwitz en el Cerro: "Olvidar el pasado es perder todo"

La exposición, abierta hasta el 15 de diciembre, será la única que acogerá la casamata de Cimadevilla: "Se siente el dolor y el sufrimiento"

Por la izquierda, Julio Viñuela, Eduardo de Ocampo, Salomé Díaz, Enrique de Villamor y Manuel Ángel Vallina, ayer, durante la inauguración de la exposición sobre Auschwitz Birkenau en la casamata de Cimadevilla. | Ángel González

"Cualquier sociedad que pierde la memoria y olvida el pasado ya lo ha perdido todo". Así de contundente fueron las palabras de Eduardo de Ocampo, director del departamento educativo del Instituto Nacional Auschwitz Birkenau España, durante la presentación de la exposición sobre el holocausto que sirvió para recuperar la casamata del cerro de Santa Catalina como un espacio abierto a la ciudad, aunque todavía con sus usos por definir.

La exposición estará abierta hasta el próximo 15 de diciembre. "Cuando la vi por primera vez pude sentir incluso un poco de ‘shock’, ya que sientes el dolor y el sufrimiento vivido por tantas y tantas personas", aseguró por su parte Salomé Díaz Toral, edil de Memoria Democrática, acompañada por el edil de Cultura, Manuel Ángel Vallina; el profesor Julio Viñuela; y Enrique de Villamor, presidente del Instituto Nacional Auschwitz Birkenau en España.

La muestra, acompañada por un hilo musical del compositor polaco Frédéric Chopin, cuenta con material original sacado de los fondos del archivo fotográfico histórico del propio memorial del museo estatal Auschwitz Birkenau. Además, también se ha reconstruido el espacio de uno de los vagones en los que viajaban las víctimas del holocausto, con el objetivo de "hacerse una composición de ese lugar en el que te arrancaban de tu su seno para llevarte a un campo de la muerte", explicó De Ocampo.

En primer término, una de las fotografías de la muestra. | Ángel González

"Campo de la muerte nazi alemán KL Auschwitz" es el nombre que recibe esta exposición, dividida en varias partes. "Hemos ampliado la panorámica para que el público no entre de forma directa al problema de Auschwitz, porque eso podría conllevar a no ver toda la realidad y cuales son las causas y las consecuencias", subrayó Enrique de Villamor. Todo empieza entre 1918 y 1939 con la primera parte, llamada "Antes de la invasión nazi". En ella se pueden ver varias instantáneas de la vida en Polonia antes de la invasión. A continuación se encuentra "Bajo la ocupación nazi: el gueto de Cracovia", que refleja la llegada del confinamiento, los toques de queda, los límites perimetrales en la ciudades, la segregación de la población, el sufrimiento e incluso la muerte. Es la parte que lleva a "Campo de la muerte nazi alemán KL Auschwitz", donde se muestra el lugar de exterminio. El final es un regreso a los tiempo actuales, para ver el contraste.

A la inauguración de la exposición también acudió la escritora Isabel Pérez-Espejo Kroner. Fue la encargada de plasmar cada una de las fotografías en un poemario elaborado motivo de la exposición y titulado "Cosmos mancillados". El acceso a la exposición, que estará disponible hasta el próximo 15 de diciembre, es totalmente gratuito. Los horarios de visita son de 11.30 a 13.30 y de 18.00 a 20.00 horas durante el mes de septiembre. En octubre, noviembre y diciembre es de 11.30 a 13.30 y de 17.00 a 19.00 horas. Es un proyecto conjunto de las concejalías de Cultura y Memoria Democrática.

Compartir el artículo

stats