Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las goteras llenan de toallas y calderos el pabellón de El Llano: "Hay peligro de lesionarse"

"El Patronato se ha comprometido a arreglarlo", señalan desde el CD Gijón Playas sobre un problema que afecta a 215 deportistas

Un usuario sujeta un paraguas para refugiarse de las goteras en el pabellón.

Los usuarios de la pista polideportiva del pabellón de El Llano, una de las principales instalaciones deportivas de la ciudad, conviven estos días de lluvia con calderos y toallas para achicar el agua. Las "importantes goteras" debido a desperfectos en la cubierta les impide disfrutar con normalidad de las instalaciones. "Se remonta muchos años atrás y ahora ha empeorado. Entra más agua", coinciden varios clubes de los que forman parte aproximadamente 215 jóvenes deportistas.

El más afectado es el club de fútbol sala Gijón Playas. "Los charcos son peligrosos, alguien se puede lesionar. Hemos tenido que suspender algunos entrenamientos y peligran los partidos oficiales", denuncia Luisa Simarro, presidenta del club, con 100 futbolistas en sus filas de alevines a regionales.

Su inquietud se acrecienta ahora con la llegada del mal tiempo propio de esta época. Por ello, el club explica que está en contacto con el Patronato Deportivo Municipal para tratar de poner solución a este problema: "Les hemos notificado nuestra situación y nos han trasladado su compromiso para arreglarlo antes de que acabe el mes, pero nos han comunicado que no hay posibilidad de cambiar de pabellón como alternativa inmediata", indica la dirigente. En El Llano compiten los fines de semana todos sus equipos, seis en total, de los cuales tres también entrenan varias veces a la semana a cambio de una cuota aproximada de 1.000 euros al mes. "Es una impotencia total. Aquí estamos para disfrutar del deporte, pero así es difícil", zanja Luisa Simarro.

"Ha empeorado"

El agua no ha obligado a cancelar las tres sesiones semanales del Club Deportivo LYS de Gimnasia Rítmica, pero sí a cambiar de módulo y que sus 25 atletas se ejerciten entre cubos y toallas. "Hay que ponerle solución. Si se lesionan, somos los que tenemos que dar la cara", critican desde el club.

Otros de los usuarios habituales son los 90 miembros del Club Patín Atenea y Sobre ruedas Gijón. "La situación ha empeorado. Desde hace tiempo, las filtraciones se hacen notar en mayor medida". También se encuentran con este problema aquellos vecinos que realizan reservas municipales para su uso.

Compartir el artículo

stats