Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Demostraré la verdad", indica el profesor inhabilitado por poner solo dieces en un instituto gijonés

El Palacio de Justicia verá el jueves el contencioso del docente contra la resolución del Principado

El profesor Yván Pozuelo. Ángel González

El profesor de los dieces, al banquillo. El Palacio de Justicia de Gijón acogerá este jueves la vista entre Yván Pozuelo, docente de Francés inhabilitado por poner la máxima puntuación a todos sus alumnos del IES La Laboral, y la Consejería de Educación. "Se va a demostrar la verdad; que ese expediente de 3.000 páginas contra mi forma de trabajar está muy lejos de la realidad", defiende el docente, quien presentó un recurso ante el Juzgado de lo contencioso administrativo contra la resolución del Principado que le aplicó en septiembre una suspensión de empleo y sueldo por un periodo de ocho meses.

Finalmente, esta sanción fue reducida a seis y paralizada por la jueza al estimar un recurso en reposición interpuesto por el despacho de Viliulfo Díaz para no comprometer los únicos ingresos económicos del docente. Pozuelo conoció la sanción una vez finalizada su etapa en el IES La Laboral, ya que ahora da clase a la Escuela de Hostelería y Turismo. "Exigimos una compensación por los meses que he estado inhabilitado hasta que la jueza levantó la sanción. La Consejería ha vulnerado mis derechos fundamentales de expresión y libertad de cátedra. Han sido dos años de una auténtica caza de brujas en los que se ha dañado mi reputación y me he visto sometido a calumnias y difamación. Ninguno de mis alumnos o compañeros se han quejado por mi trabajo. Vamos a esperar a ver qué dice la Justicia, pero no descartamos emprender nuevas acciones", ahonda Pozuelo.

Pozuelo explica que la Consejería le atribuye "cinco cargos muy graves" por, según cuenta, negarse a aplicar la evaluación formativa, defectos en la programación de su materia y de coordinación en su departamento. "Sorprende esta acción contra un profesor que aplica en sus clases el espíritu de la LOMLOE", critica. El abanico sancionador contemplaba su expulsión, la suspensión de empleo y sueldo por seis años, el traslado forzoso y el demérito al apercibimiento. La vista tendrá lugar este jueves en el Juzgado de lo contencioso administrativo número 9.

Compartir el artículo

stats