Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco G. Redondo

La cruda realidad

Cuando los hechos contradicen a los partidistas miopes y sectarios

Pablo Iglesias e Irene Montero iban de altavoces izquierdistas de asamblea, criticaban que con el Gobierno de Rajoy la luz subía en invierno un 8% y presumían con ellos en el Gobierno eso no sucedería, pues amenazarían a las empresas eléctricas con nacionalizarlas, y resuelto. En este enero de 2021

Sembrando vientos tras la victoria electoral de Biden y Kamala por varios millones de votos más que Hillary Clinton, luego los derechistas españoles se sorprenden de la tormenta del asalto al Capitolio (Parlamento) en Washington por parte de los seguidores radicales del magnate y presidente norteamericano autocrático. Tras 3 años de crecimiento económico y del empleo, un final bochornoso para la presidencia de Donald Trump: 4.000 muertos diarios por coronavirus, y en sus actos públicos sin mascarilla ni distancia de seguridad; la soberbia de los iliberales, cuya ideología es mandar como sea. Aquí tenemos a Pedro Sánchez que lo mismo le da aliarse con los chavistas, los post-etarras, los de Junqueras o los de Puigdemont, con tal de estar un año más en el poder. ¿Destrozará al PSOE –¿y España?– como Hollande ha hecho con el PSF francés?

¿Y ahora qué dicen los de desindustrializar Occidente ya por la contaminación china y el calentamiento global? Si nuestra casa está ardiendo: ¿Por qué se han batido récords de bajas temperaturas en España estos días de 2021? Y si estas grandes heladas son por el cambio climático de las últimas décadas: ¿Por qué fueron las grandes heladas de mediados del siglo XX? Y en cuanto a los antiglobalización y antivacunas, si dicen todo es “una conspiración” de Bill Gates y Amazon para meternos un nano chip en las células y controlarnos: ¿prefieren que las abuelas enfermen, sufran y mueran antes que vacunarlas? Al final, cosas para analizar, entre los panfletos y el sectarismo, o la historia objetiva y los hechos de la realidad, resulta que tiene razón la realidad: ¿la moraleja?

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats