Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FIDEL GARCIA

Adicción digital en tiempos del covid-19

Sobre la dependencia a los teléfonos móviles

Según estudios solventes, la adicción digital avanza de forma alarmante en todas las edades y sexos, especialmente entre los niños y adolescentes. El hábito, que es una repetición de actos, de dependencia de los aparatos digitales (teléfonos inteligentes, tablets y demás artilugios...) se está extendiendo en todas las situaciones sociales y personales. La dependencia de la conexión produce un miedo irracional a no estar enganchado al móvil, perderlo u olvidarlo, aunque no sea necesario su uso. La adicción digital existe y aumenta de forma vertiginosa. El Ministerio de Sanidad ya ha incluido la adicción a las nuevas tecnologías en el Plan Nacional de Adicciones, como lo pueden ser al alcohol, las drogas, el tabaco o el juego (…). En tiempos de la pandemia que no cesa covid-19, esta adición es cada vez más preocupante, lo que está provocando porque las grandes empresas tecnológicas como Amazon, Facebook (…) aumenten su presión sobre los usuarios, desde los nietos a los abuelos para que la dependencia sea mayor y la adicción se dispare.

Los datos aportados por el Ministerio, aunque se refieren a las diversas edades, se centran en los adolescentes y jóvenes y confirman que más de un 20% de la población entre 14 y 18 años abusan de las nuevas tecnologías. Los que hace unos años era un peligro –la adicción digital– se está confirmando de forma alarmante, ya no son casos aislados; en algunas comunidades autónomas han comenzado a funcionar equipos de profesionales, psicólogos, educadores sociales (…) que tienen como fin ayudar a las familias a comprometerse en el uso correcto de las nuevas tecnologías. En la Organización Mundial de la Salud se admite como adicción, el abuso de los videojuegos. Son los adolescentes, aunque no los únicos lo más propensos a sustituir la realidad real, por la virtual, precisamente porque son los que más necesidad tienen de ser integrados entre sus iguales, en un momento de su maduración personal, cuando se distancian de los padres y buscan establecer relaciones fuera de la familia. Otro dato muy preocupante es el bajo rendimiento escolar, debido al uso inmoderado de los móviles con sus aplicaciones, especialmente en altas horas nocturnas. Sin duda son los padres quienes deben educar a sus hijos en el buen uso de las herramientas digitales, sobre todo el móvil, sin duda el artilugio digital con todas sus posibilidades y aplicaciones, más utilizado por los adolescentes y jóvenes de ambos sexos y donde es más fácil caer en lo que puede ser como una droga: la adicción digital.

Compartir el artículo

stats