Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván Pérez del Río

Recuperar Gijón

La importancia de revitalizar la participación ciudadana

La pandemia del covid-19 nos está mostrando a cada paso lo conectadas que estamos las personas y, a la vez, lo difícil que es para nosotros resolver problemas de manera efectiva y trabajar juntos colectivamente. La honda huella que dejará tras de sí la situación actual, requerirá que en el futuro necesitemos más solidaridad mutua, más deber cívico y más participación ciudadana.

El Partido Popular de Gijón ha creado un “observatorio ciudadano de movilidad”, incorporando a expertos en la materia, con el objetivo de hacer informes trimestrales, recoger la opinión de los gijoneses, hacer propuestas coherentes... A mi juicio, una magnífica iniciativa. Construir ciudad, haciendo partícipes a los ciudadanos de los cambios, incorporando la opinión de expertos, y no al albur de los gobernantes de turno o de unos asesores burocratizados que son expertos en decir lo que el otro quiere escuchar. Esta iniciativa se debería hacer extensible a la creación de más observatorios, uno por área de gobierno: cultura, hacienda, bienestar social, etcétera.

La democracia es un sistema flexible, cambiante, en el que se hace necesario apostar por una innovación con sentido. La deliberación ciudadana, las asambleas ciudadanas y de expertos supone imprimir un carácter innovador esencial y necesario para nuestras democracias. Complementa al gobierno electo, aumenta la solidaridad, el deber ciudadano y la legitimidad en las decisiones.

En Madrid, Carmena, creó los denominados “foros locales”, una buena iniciativa, pero que nació “torcida” por el mismo error del que adolece la izquierda siempre, invadir de sectarismo e ideologización el espacio público. Almeida recuperó la idea creando los consejos de proximidad por distrito, con temáticas por área de gobierno, y garantizando una participación ciudadana “neutral, organizada y eficaz”.

Gijón necesita ser recuperado por los ciudadanos, y seguir las recomendaciones de todos los organismos nacionales e internacionales en materia de gobernanza. Según la web “Gijón participa”, en lo que llevamos de año no se ha celebrado ningún consejo de distrito, y de los 6 consejos sectoriales sólo se han reunido 3. Entre las temáticas, hay uno sobre bable, como si fuera un tema prioritario para la ciudad y/o competencia del Ayuntamiento. Por otra parte, la campaña lanzada para participar en las aportaciones al plan de movilidad finaliza el 30 de julio, y a día de hoy cuenta con una participación pésima (documentos con 6 visualizaciones, 0 propuestas ciudadanas). Un déficit participativo que invita a decir adiós a las “instituciones populares de refugio” propias de la izquierda, y dar la bienvenida a la verdadera participación ciudadana.

Compartir el artículo

stats