Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Resistencia y reinvención

Toca a su fin el Festival Metrópoli tras varias semanas de conciertos y exposiciones en el Revillagigedo (falta hace revitalizar este equipamiento tristemente infrautilizado desde las fusiones bancarias) dejando dos mensajes. Uno es su enorme capacidad de adaptación a los cambios, como ya había quedado claro el año pasado, cuando fue el único gran certamen musical capaz de sobrevivir al huracán del coronavirus gracias a su agilidad para reinventarse, tanto en ubicación como en aforos. Y el otro va dirigido a quienes rechazan, quizás por el mero gusto de polemizar, que el Ayuntamiento deje en manos de promotores privados buena parte del calendario estival, como si eso fuera necesariamente negativo y no contribuyese a la innovación y la variedad.

Compartir el artículo

stats