Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JC Herrero

“Auxilium et consilium”, la razón de Hobbes

Sobre la nueva Comisaría de la Policía Local de Gijón

Nos preguntamos a quién consultan los políticos municipales para desarrollar, sobre plano, un proyecto básico y ejecución de una nueva Comisaría de Policía Local. ¿A sus ocupantes?, al parecer no.

“Auxilium et consilium”, la razón de Hobbes

Quienes estudiamos la historia de la Seguridad Ciudadana y Protección Civil de Gijón, además de convivir en el antiguo cuartel de bomberos y policía local de la calle Hermanos Felgueroso, podemos aportar antecedentes y consecuentes.

Un antecedente ha sido contar con el Departamento de Estructuras de la Escuela Politécnica de Ingenieros Industriales EPII de la Universidad de Oviedo. Los profesores al cargo se brindaron a llevar con carácter de trabajo fin de carrera un proyecto de Centro Integral de Emergencias y Protección Civil para Gijón, esa iniciativa-proyecto fue registrada por la asociación de bomberos en el Ayuntamiento de Gijón, estando en el gobierno el actual partido político.

La respuesta de los responsables de área fue contundente: “nos sobran arquitectos para diseñar edificios…” literal y dicho en “petit comité”. Damos fe de ello. Sólo les faltó tirar del recurrente -¡Por qué no te callas!-.

Ese rechazo a la razón compartida tuvo nombre en la Ilustración, las ideas de Hobbes referían que “el miedo y yo nacimos gemelos” relacionado con el poder naval, atribuido a la Armada Invencible española.

La historia es caprichosa, vuelven los mismos miedos. Lo que es la actual Comisaría de Policía Local fue bombardeada en la Guerra civil, entonces cuartel de bomberos y hasta escuela de niños, que también compartían en la calle San José.

Milagrosamente quedó en pie la torre de prácticas, el resto sucumbió a los bombas, entre ellas las del “Cervera”.

Los compañeros de Policía Local, salvo que no les hayan explicado que se incluye en la memoria constructiva un “centro municipal de criptología” para frenar los hackeos informáticos, están en el uso de la razón exigiendo que la nueva central de policía sea de uso exclusivo del cuerpo, incluye la especialidad de delitos informáticos.

No acabamos de asimilar que vuelven las guerras convencionales, y que las torres del homenaje, última planta del nuevo edificio policial, es donde está la esencia de auxilio y consejo para los ciudadanos, representa el valor y la seguridad a quienes hay que proteger.

“Auxilium et consilium” se puede traducir interesadamente como “os auxiliamos pero no nos dejamos aconsejar”.

Al final, la razón de Hobbes se impone.

¡Qué sabio, y cuánta caña le dieron quemando sus propuestas!

Compartir el artículo

stats