Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco G. Redondo

Verano candente

El poder solo para ellos y las culpas siempre por causas ajenas

Pedro Sánchez despliega el avión Falcon, el helicóptero Super Puma y un Audi A8 –que no es de hidrógeno- para proclamar delante de un incendio forestal: "El cambio climático mata". Así que ya tenemos culpable ajeno, esta vez no es Putin ni Franco sino el calentamiento global, de un grado en los últimos 150 años respecto a la Little ice age (pequeña edad del hielo) de finales del XIX. Parte de esta evolución climática, consecuencia de la dinámica atmosférica, se debe a los ciclos solares, y parte a la acción humana por la industrialización y su contaminación y efecto invernadero. De la acción humana la primera contaminante y con mucha diferencia es China comunista. De ello deducen los progre guays que la culpa es del capitalismo perverso, hay emergencia climática y debemos desindustrializar occidente cuanto antes para salvar el planeta.

Sin embargo gobiernos como los de Pedro Sánchez no predican con el ejemplo. Nuestro gran timonel, aunque no se sepa a qué puerto nos lleva mientras el barco se arruina, pero lo importante es que él esté un año más mandando en el timón, culmina su gira por los congresos regionales del PSOE tras 61 trayectos de Falcon y SuperPuma. Tiene 383 asesores personales: ¿Qué asesoran de economía y con qué resultados? Así pues hay que ahorrar energía, pero los demás. 1944 fue el año más extremo de las últimas décadas, con 45 grados de máxima en Badajoz y –22´5 en Albacete, y en 1945, el Guadalquivir quedó seco por unos días en Sevilla. Tema recurrente del franquismo era la "pertinaz sequía" mediterránea, luego combatida con cientos de pantanos construidos.

De las obras del sanchismo ahora, o del zapaterismo antes, poco sabemos: ¿Cuál es su plan hidrológico nacional? ¿Cómo han prevenido los incendios cortando maleza y haciendo cortafuegos este invierno? Lo suyo es repartir subsidios -pagarán los alemanes vía fondos europeos-, presumir son más progresistas porque gastan más, aunque se gasten lo que no tenemos, y así creen que tendrán voto cautivo creciente para ocupar y disfrutar el poder "al modo Yoli", no como una interinidad, la democracia es alternancia de gobernantes, cuanto son fijos discontinuos, o sea ellos y ellos; y cuando ganen las derechas, un paréntesis que con boicots y acosos será breve. Y ya puestos imponen la memoria "democrática", verdad única y totalitaria sin crítica admisible.

Compartir el artículo

stats