El equipo y la marea bermellona,
de la mano

El RCD Mallorca, como muchos clubes españoles, tiene una gran historia a sus espaldas. El ascenso a LaLiga Santander logrado en 1997 abrió una etapa de esplendor y crecimiento deportivo que despertó un sentimiento de orgullo y pertenencia al club entre los seguidores bermellones.

Uno de los marcajes que ha pasado a la historia del RCD Mallorca es el que le hizo en la temporada 1983-1984 el defensa Damià Amer a Maradona durante un partido contra el FC Barcelona. En este encuentro, el equipo azulgrana luchaba por el título y el conjunto balear, alentado por la marea bermellona (la afición del Real Mallorca), peleaba por evitar el descenso. El marcador al finalizar el partido reflejaba un igualado 1-1, un resultado que llenó de orgullo a todos los seguidores del club balear.

Amer y Maradona en el Camp Nou, en la temporada 1983-84 - Foto: Torrelló

Y es que hay muchos jugadores de fútbol que pasan a la historia por un gol, una parada, un penalti o una asistencia de gol, pero pocos marcan un hito por un marcaje. El momento más recordado de Damià Amer, no solo por el RCD Mallorca sino por el mundo del fútbol, fue aquel histórico marcaje. El jugador mallorquín, aquel día, tenía instrucciones claras: evitar que Maradona tocase la pelota. Y siguió las instrucciones al pie de la letra.

Damià Amer jugó en el RCD Mallorca hasta 1990, posteriormente desempeñó las funciones de coordinador y entrenador de fútbol base, utillero, delegado del primer equipo, segundo entrenador y a día de hoy, es director de la Ciudad Deportiva Antonio Asensio. El mallorquín lleva 36 años entregado en cuerpo y alma al RCD Mallorca. Toda una vida.

Joan Morey y Damià Amer - Fuente: Diario de Mallorca

Amer recuerda con cariño el día que fichó por el RCD Mallorca, el 6 de enero de 1982. Sabe que el conjunto bermellón ha estado siempre entre ascensos y descensos, pero los 16 años que estuvo en LaLiga Santander desde la temporada 1997-98 a la 2012-13 le sirvieron para crecer y consolidarse como equipo.

Quien ha vivido desde cerca también ascensos, descensos, momentos gloriosos y épocas más o menos complicadas es Joan Morey, socio número 1 del RCD Mallorca. Pero siempre ha estado ahí. Lleva 66 años de socio. “De joven sentí los colores”, confiesa. “El RCD Mallorca para mí es como un familiar muy querido”, nos relata. Este año está siendo una buena temporada, ya que están jugando equipos con mucho renombre en LaLiga 1|2|3 que están derivando en partidos del nivel de LaLiga Santander.

Joan Morey está muy contento de que el RCD Mallorca esté jugando en LaLiga 1|2|3, especialmente después del paso por Segunda División B, y Damià Amer, lo confirma: “Formar parte de LaLiga es una garantía de seguridad y estabilidad para los clubes”. Pese a ello, y dada la actual situación en la clasificación, el conjunto mallorquín tiene la mirada puesta en disputar los play-offs de ascenso y estar la próxima campaña en la élite del fútbol español.

Uno de los artífices del buen momento del Mallorca en LaLiga 1|2|3 es Xisco Campos, actual capitán del conjunto bermellón y un jugador vinculado al club desde pequeño.

Nació en Binissalem y juega de lateral en el equipo balear, donde comenzó. En 2017, y con una gran acogida, volvió al equipo donde comenzó su trayectoria como futbolista. “Para mí regresar fue un privilegio inesperado. Siento un agradecimiento inmenso al club, a la afición y a mis compañeros, que lo dan todo cada día para que esto mejore”, asegura el mallorquín.

Xisco Campos y Samuel Álex Pinto - Fuente: Diario de Mallorca

No todo el mundo tiene el privilegio de poder levantarse por las mañanas y hacer lo que le gusta: convertir su pasión, en su trabajo. Así de afortunado se siente Xisco, que manifiesta: “Para mí jugar en LaLiga es un sueño difícil de conseguir”. Un sueño que ha logrado con creces, ya que es una de las grandes referencias del equipo.

Y si Xisco Campos es uno de los veteranos del equipo, Samuel Álex Pinto (1999) es una de las grandes promesas del RCD Mallorca. Es el jugador más joven del filial, equipo con el que juega actualmente, y ya ha renovado su contrato hasta el 2023. Sin duda, todo un sueño para el joven que es consciente que trabajando duro lo ha conseguido. “Para mí es importante estar en la cantera del Mallorca porque es un gran club”, asegura. Ahora tiene la oportunidad de entrenar con el primer equipo y afirma que se fija mucho en el juego de Salva Sevilla, ya que ambos juegan en la misma posición, de centrocampistas. Además de sentirse afortunado, el joven testifica que “estoy aprendiendo muchas cosas”.

La marea bermellona

El ascenso a LaLiga Santander en 1997 abrió una etapa de esplendor deportivo. El entrenador Héctor Cúper y un grupo de futbolistas inolvidable conquistaron a miles de mallorquinistas y despertaron un sentimiento de orgullo y pertenencia al club. La final de Copa del Rey de Mestalla generó en 1998 el primer desplazamiento masivo de rojillos fuera de la isla. La ‘marea bermellona’ también invadió el Villa Park de Birmingham para asistir a la final de la Recopa en 1999 y el Martínez Valero de Elche para presenciar el triunfo en la Copa del Rey en 2003.

El ascenso a LaLiga Santander en 1997 abrió una etapa de esplendor deportivo

Xisco Campos asegura que “nunca hemos estado solos y eso es de agradecer”. Además, sabe que el equipo y la afición van de la mano. Uno de los que nunca falla y que siempre está apoyando a Xisco y a sus compañeros en el campo es Morey, el socio numero uno del Mallorca. Y ambos tienen una cosa muy clara: la marea bermellona es una afición que siente con pasión los colores del RCD Mallorca.

Trayectoria histórica del RCD Mallorca