Reconócelo, tú también quieres parecerte a tu jugador favorito

Y copiarle el peinado a Antoine Griezmann y tatuarte como Sergio Ramos… ¿Hasta qué punto influyen las decisiones estilísticas de los futbolistas de LaLiga en el ciudadano de a pie?

Son astros del balón, pero también reyes de estilo y el espejo en el que se miran miles de personas en todo el mundo. Los futbolistas de la LaLiga crean tendencia, dentro y fuera del campo de juego. Los aficionados valoran su talento sobre el césped y vibran con sus jugadas, pero también escrutan sus elecciones estilísticas replicando sus peinados e incluso su afición por los tatuajes.

El caso paradigmático es, sin duda, el del David Beckham. El inglés, que formó parte de LaLiga Santander cuatro temporadas como jugador del Real Madrid (2003-2007), no solo brillaba sobre el terreno de juego sino que llegó a dominar el mundo, en lo que a moda y estilo se refiere. Dolce & Gabbana llegaron a afirmar: “Hoy los hombres tienen nuevos iconos, como los futbolistas, y quieren parecerse a ellos”

Los nuevos influencers en peinados

Más allá de su vestuario, las elecciones en cuanto a peinados de los futbolistas dicen mucho de su personalidad e influyen directamente en lo que los clientes demandan en salones de belleza y peluquerías. “Antes se tenía como referencia a actores o músicos, pero ya no. Es impresionante cuantos clientes de diferentes edades, a veces padres e hijos, vienen con fotos de futbolistas y nos piden recrear sus cortes, sobre todo coincidiendo con torneos o eventos”, explica el peluquero Landry Agres.

Este profesional, afincado en San Sebastián, peina a gran parte de los jugadores de la Real Sociedad (William José, Théo Hernández, Igor Zubeldia, Miguel Ángel Moya, entre otros), trabajó el flequillo rebelde del jugador vasco del Real Madrid Álvaro Odriozola con motivo de la última cita mundialista y está detrás de alguno de los cambios de look de uno de los jugadores de LaLiga que más cuida su imagen y juega con su cabello: el delantero del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann.

Landry Agres con el futbolista Antoine Griezmann
Landry Agres con el futbolista Antoine Griezmann - Fuente: Instagram de Landy Agres

“El Principito”, como es conocido el atacante francés, ha manifestado en más de una ocasión que su ídolo estilístico es Beckham. Es difícil igualar al inglés (su recogido con trenzas africanas fue elegido el año pasado como el peinado más icónico de la historia del fútbol en una encuesta a futboleros de ocho países, por delante de la cabeza rapada con flequillo del brasileño Ronaldo), pero Griezmann ya se ha atrevido con la media melena repeinada para atrás, la cresta, el rapado a cero, la decoloración e incluso el tinte azul.

Para el peluquero Landry Agres, Griezmann, junto a Odriozola y sus compañeros de vestuario, Gareth Bale y Luka Modric, es precisamente de los pocos jugadores que se escapa de la tendencia que prima entre los jugadores de LaLiga: “desde hace tiempo lo que se lleva son los ‘fade’, es decir, degradé muy corto en los laterales y la nuca, con más largura en la parte superior. Los tupés y las rayas están también muy presentes”.

Fernando Navarro, barbero profesional en Madrid, comparte con Landry Agres el título de “el peluquero de las estrellas”. En su caso, la lista de futbolistas que confían en su buen hacer la integran Miguel Ángel Moya, portero de la Real Sociedad, y muchos jugadores de los equipos madrileños que militan en la LaLiga Santander (Real Madrid, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, CD Leganés y Getafe CF), con el propio Griezmann, Jan Oblak, Marco Asensio y Sergio Ramos en cabeza. A El corte de pelo de este último es señalado por ambos profesionales como el más imitado hoy en día en los salones de peluquería.

Fernando Navarro con Miguel Ángel Moya, portero de la Real Sociedad
Fernando Navarro con Miguel Ángel Moya, portero de la Real Sociedad - Fuente: Instagram de Fernando Navarro

Pero, ¿por qué un año de sus peinados da para tantos looks o más que la vida entera de un ciudadano de a pie? “Los futbolistas son conscientes de que se han convertido en iconos de imagen y moda para millones de personas y valoran la importancia de su imagen. Arriesgan mucho por esta razón y también porque quieren diferenciarse, que su peinado sea el mejor o el más especial”, explica Fernando Navarro.

Pasión tatuada en la piel

En este esfuerzo por construir su propia imagen e identidad, los futbolistas recurren también a los tatuajes. Se cuentan con los dedos de las manos los jugadores de LaLiga que, como los madridistas Odriozola y Modric, no llevan el cuerpo decorado. “Los famosos, cantantes, deportistas… son los que crean las modas y, por tanto, han aportado su grano de arena a que los tatuajes dejaran de ser algo tabú”, explica el artista valenciano Miguel Bohigues, considerado como uno de los mejores tatuadores realistas del mundo.

En este tatuaje de Miguel Bohigues, el ex jugador blaugrana Neymar recuerda su infancia en las favelas
En este tatuaje de Miguel Bohigues, el ex jugador blaugrana Neymar recuerda su infancia en las favelas - Fuente: Instagram de Miguel Bohigues

¿Por qué y para qué se tatúan tanto los futbolistas? A los motivos “estéticos”, se suman otros “sentimentales”, responde Bohigues, responsable de algunas de las obras de arte en blanco y negro que lucen en sus cuerpos los ex valencianistas Miguel Brito y Paco Alcácer, el ex jugador de Fútbol del Atlético de Madrid, Fernando Torres, o el defensa central del Real Betis, Marc Bartra. Suyo es también “uno de los tatuajes más vistos en Internet” –subraya- en alusión al que el crack brasileño Neymar se hizo en su pantorrilla en 2015, cuando formaba parte de la plantilla del FC Barcelona. En él, un niño de espaldas, descalzo, con un balón bajo el brazo y una gorra con la bandera de Brasil, está de pie frente a una favela e imagina un campo, una copa de campeón y un hogar. Este trabajo, que “creó una moda de tatuajes de niños de espaldas”, refleja este equilibro entre arte y emoción, la receta -para Bohigues- de los mejores tatuajes.

El tatuador Miguel Bohigues posa con Marc Bartra, jugador del Real Betis
El tatuador Miguel Bohigues posa con Marc Bartra, jugador del Real Betis - Fuente: Instagram de Miguel Bohigues

“Los tatuajes más demandados por los futbolistas son los de leones y tigres. Sin duda abundan estos animales entre ellos”, reconoce el valenciano. Pero el catálogo es amplio y sorprende ver los motivos elegidos por algunos jugadores. Sergio Ramos, por ejemplo, es uno de los que ha convertido su cuerpo en museo de su trayectoria vital. No le falta el león -en su paletilla izquierda-, pero en su piel hay también referencias a su familia, símbolos maoríes y nombres en árabe, flores, cruces, trofeos, poemas, vírgenes e, incluso, una imagen de la Giralda, la torre campanario de la catedral de Sevilla.

También hay mucho de espiritualidad en uno de los tatuajes de Guti, el ex jugador del Real Madrid: nada más y nada menos que una interpretación de la Capilla Sixtina. Leo Miralles, artista argentino afincado en Móstoles (Madrid), es el “Miguel Ángel de las agujas” y señala esta obra como una de las más destacadas en los 15 años que lleva tatuando a futbolistas.

Leo Miralles tatuando al ex jugador madridista Guti
Leo Miralles tatuando al ex jugador madridista Guti - Fuente: Instagram de Leo Miralles

Todo comenzó con su compatriota, el ex del Atlético de Madrid, RCD Mallorca y Villarreal CF, Ariel Ibagaza. “Después el boca a boca en los vestuarios hizo que cada vez más futbolistas se animaran a tatuarse” –recuerda- y vinieron Guti, Sergio Ramos, Leo Franco, Arbeloa, Santi Cazorla, Raúl García Escudero y muchos otros. “Al comenzar a tatuar a futbolistas fui el pionero en limpiar la mala imagen de este arte. Comencé a realizar obras en la piel que antes solo se podían ver en lienzos colgados en las paredes de los museos y esto abrió la visión que se tenía hasta el momento. Hoy haya pocas personas, no solo futbolistas, que no vayan tatuadas”, resalta. E insiste: “El tatuaje no es algo underground. Es arte de verdad, es forma de expresarse, es sentimiento, es vicio”.

Uno de los últimos en engancharse a esta “adicción” es el ex malaguista y actual jugador del Real Madrid, Isco Alarcón. El centrocampista que ya ha cubierto uno de sus brazos con la palabra “magia”, un tigre y el retrato de su perro Bubu, se estrenaba hace menos de cinco años con un espectacular dibujo de un ángel y un reloj con la fecha de nacimiento de su hijo. Este trabajo salió de las agujas del malagueño Sergio Fernández, quien explica: “Fue muy especial hacer el primer tatuaje a Isco, después de ir tantas veces a La Rosaleda y celebrar sus goles con el Málaga CF. Lo admiro mucho”. Para el artista “es un honor haber podido tatuar a profesionales del fútbol, como Samuel García, Roberto Rosales o Sandro Ramírez. La responsabilidad es la misma que cuando tatúas a alguien anónimo, pero que un tatuaje hecho por mi llegue a verlo tanta gente es una gran oportunidad”.

Sergio Fernández es el artífice del primer tatuaje que se hizo el madridista Isco Alarcón
Sergio Fernández es el artífice del primer tatuaje que se hizo el madridista Isco Alarcón - Fuente: Instagram de Sergio Fernández

El encargo de Isco llegó a raíz de un tatuaje que le hizo a un aficionado madridista, con el rostro de Sergio Ramos y su firma, y que dio la vuelta al mundo. “Tatuar retratos de jugadores es muy divertido”, afirma este artista. Porque en los estudios de los tatuadores de referencia de los futbolistas de LaLiga hay días que se cambian las tornas y les toca tatuar la imagen de los deportistas en la piel de los hinchas. “El fútbol mueve masas y los simpatizantes de los equipos quieren llevar en su piel parte de la historia de su club o jugador favorito”, explica Leo Miralles, en referencia a estos retratos, así como a diseños de escudos, trofeos, camisetas o estadios.

Hay aficionados que llevan su pasión por el fútol en la piel (Tatuaje de Sergio Fernández)
Hay aficionados que llevan su pasión por el fútol en la piel (Tatuaje de Sergio Fernández) - Fuente: Instagram de Sergio Fernández

Ya no se trata solo de imitar su estilismo o sus peinados, sino de llevar a sus ídolos, sus colores y equipos en la piel. ¿Arriesgado? No para quien entiende el fútbol, como los tatuajes, como una pasión para toda la vida.