14 de julio de 2020
14.07.2020
La Nueva España
Unión Europea

Sánchez constata con Merkel las diferencias en el seno de la UE sobre el fondo de reconstrucción

El presidente del Gobierno subraya en Berlín que la crisis se "agravará" si no se actúa con rapidez

14.07.2020 | 19:27
Angela Merkel, junto al presidente Pedro Sánchez.

El próximo Consejo Europeo se plantea como una "difícil negociacion" ante la que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo este martes en Berlín que es necesario superar "vetos" e "intereses contrapuestos" para alcanzar un acuerdo que afronte las consecuencias de la pandemia.

"Soy muy consciente de que hay por delante una difícil negociación, hay intereses contrapuestos y visiones distintas de lo que tiene que ser el proyecto europeo y ninguna es mejor que otra, todas son legítimas", declaró Sánchez junto a la canciller alemana, Angela Merkel, en la segunda etapa de su gira previa al Consejo Europeo.

"Pero la lección que tenemos que sacar de estas décadas de construcción europea es que la unión nunca se ha construido en base a vetos, siempre en base a una voluntad de dialogar y de acordar", recordó Sánchez sobre una Cumbre ante la que se han puesto de manifiesto los intereses encontrados entre países del norte y del sur de la UE.

El presidente del Gobierno advirtió de que si no hay acuerdo el viernes y sábado próximos sobre el fondo de reconstrucción dotado con 750.000 millones de euros en la propuesta de la Comisión Europea "se va a agravar más la crisis y desde luego España va a hacer todo lo posible por llegar a un acuerdo con prontitud".

Para España, añadió, la situación creada por la pandemia es algo inédito "desde la Guerra Civil", haciéndose eco de las palabras de Merkel, quien dijo en Berlín hace unas semanas que para su país es el mayor reto al que se ha enfrentado desde la II Guerra Mundial.

Para Sánchez, la cita del Consejo Europeo es una convocatoria a un "hito histórico" y explicó que la pandemia, además de dejar "muchos interrogantes", también ha dejado lecciones.

"Una de humildad que Occidente tiene que asumir, pensábamos que la pandemia era algo que podían sufrir países de Asia, de África, pero que sistemas y sociedades como las nuestras eran ajenas a estas realidades que otros continentes sufren de manera mucho más regular", recordó.

Pero agregó que también ha destacado el valor "del proyecto europeo, la economía social de mercado y la sanidad pública universal gratuita que tenemos los europeos, inédita en el mundo".

"Es una de las grandes oportunidades para poner en valor de cara al conjunto de países que este modelo de economía social de mercado y este modelo de distribución a través de los pilares del estado del bienestar y lo que es un sistema de salud pública es fundamental", insistió Sánchez.

Merkel advierte de las "notables diferencias"

A las dificultades que persisten en el camino a un acuerdo el próximo fin de semana se refirió la propia Merkel, quien advirtió ante Sánchez que persisten "notables diferencias" entre los socios de la UE respecto al fondo de recuperación tras la pandemia, pero también "coincidencia" en la necesidad de superar los estragos causados por ésta.

"Somos conscientes de la necesidad de actuar rápido", afirmó la líder alemana, para quien éste es el objetivo prioritario del Consejo Europeo, que recuperará el formato presencial, tras meses de conferencias virtuales.

La propia Merkel admitió, sin embargo, que puede que ese acuerdo no se logre en esa reunión, sino que deba recurrirse a una cita posterior, como había señalado en un encuentro el lunes con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

La canciller alemana, cuyo país ejerce la presidencia de turno de la UE, prosiguió este martes con Sánchez su ronda de contactos con líderes de la Unión Europea, después de haber recibido el viernes pasado a su homólogo holandés, Mark Rutte, y este lunes a Conte.

Rutte, junto con Dinamarca, Austria y Suecia, representan la posición más dura en la negociación del fondo destinado al rescate postpandemia. La propuesta de la Comisión Europea (CE) contempla un volumen de 750.000 millones de euros, entre ayudas a fondo perdido y créditos, cuyo reparto está por definir.

El primer ministro holandés señaló el lunes que el acuerdo en el Consejo Europeo "no va a ser fácil".

El diseño del fondo

Merkel tomó la iniciativa ya el pasado mes de mayo, al formular junto con el presidente francés, Emmanuel Macron, una propuesta para un fondo consistente en 500.000 millones. El eje franco-alemán se reactivó entonces con esa formulación, fundamento que luego desarrolló y amplió la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen.

El paquete económico o fondo de reconstrucción debe marcar las bases de los presupuestos plurianuales de la UE. Merkel se mostró ante Conte de acuerdo con la propuesta presentada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Dicho plan aumentaría el control sobre la entrega de las ayudas del fondo de recuperación, pero mantiene la cantidad total planteada por la CE de Von der Leyen, correligionaria y exministra de Merkel, de 750.000 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído