Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuenta atrás para que todas las ciudades de Asturias limiten a 30 km/hora la velocidad en las vías urbanas de un carril en cada sentido

La nueva normativa entra en vigor el 11 de mayo, aunque los ayuntamientos deben incorporarla a sus ordenanzas: "Tráfico respeta la autonomía municipal", dicen desde la Jefatura asturiana

Los límites de velocidad en las ciudades cambiarán el 11 de mayo Elena Vélez

El próximo 11 de mayo entra en vigor el nuevo límite de velocidad máxima de 30 kilómetros por hora en las calles con un solo carril por cada sentido de la marcha. Una medida que supone "un gran salto en la mejora de la seguridad vial en las ciudades" y también servirá como el elemento sustancial de cambio "para favorecer modos de movilidad sostenibles evitando que las calles inciten a circular rápido, mejorando la seguridad de los ciclistas, peatones, repartidores y todos los nuevos actores que se han multiplicado en las ciudades", explicó el director general de la DGT, Pere Navarro, en la presentación hoy de la guía que explica los nuevos cambios que se van a introducir en las ciudades, sin que importe el tamaño que tengan.

Se parte, explicó Navarro, de una modificación del reglamento de tráfico "que afecta a todas las vías urbanas y travesías", que contempla un cierto margen de maniobra para que las ciudades puedan incluir algunas excepciones a la norma. La modificación se publicó hace seis meses en el BOE y tras el período de moratoria tocaría -el 11 de mayo- su entrada en vigor.

Desde la Dirección General de Tráfico se recuerda que la medida pretende reducir la creciente mortalidad en accidentes de tráfico en las vías urbanas. Incluso se prevé que haya un límite de 20 kilómetros por hora en denominadas plataformas, que son aquellas vías en las que no hay una diferencia clara entre la acera y la calzada y que casi pueden considerarse como calles peatonales. Solo se mantiene el límite de 50 kilómetros por hora en aquellas vías que tengan dos o más carriles en cada sentido.

En Asturias lo cierto es que algunos ayuntamientos ya establecieron el límite de 30 kilómetros por hora en algunas vías. Oviedo es una de las 28 capitales de provincia en la que está establecido este límite, incluso en calles con bastante tráfico, como Federico García Lorca, antigua Calvo Sotelo, que conecta con las entradas principales al casco urbano. Sin embargo, que esta normativa entre en vigor no quiere decir que se vaya a aplicar de inmediato. Es preciso, indican fuentes de la Jefatura Provincial de Tráfico, que cada ayuntamiento incluya los nuevos límites en una ordenanza municipal.

La Dirección General de Tráfico quiere dejar claro que "no va a estar persiguiendo a los ayuntamientos para que aprueben la medida, se respeta la autonomía municipal". Lo cierto es que, si se generalizasen estos límites (y se respetasen, aunque eso es harina de otro costal), las ciudades ganarían en tranquilidad, se humanizarían, que es por otro lado otro de los objetivos del Gobierno. Ya lo indicó el ministro Fernando Grande Marlaska cuando la medida fue aprobada por el Consejo de Ministros: "Damos un paso más para construir ciudades más humanas y más sostenibles". Si algo hizo el confinamiento fue concienciar sobre la mejora de los niveles de ruido y la tranquilidad que se instaló en las ciudades con la limitación del tráfico rodado.

A tener en cuenta, además, está el hecho de que los muertos de tráfico en las ciudades han subido un 6 por ciento, especialmente los atropellos, aunque en las vías interurbanas han descendido de manera notable, debido claramente al descenso de movimientos por las medidas contra la pandemia.

La Dirección General de Tráfico (DGT ) presentaba esta mañana la guía “Nuevos límites de velocidad en vías urbanas y travesías. Ejemplos de aplicación”, un manual práctico realizado a petición de la Federación Española de Municipios y Provincias sobre la aplicación de 30 km/h en vías urbanas. Se trata de una guía gráfica para ayudar a las autoridades municipales a implantar estos nuevos límites de velocidad en las vías urbanas y travesías".

En un acto online en el que han estado presentes el Director General de Tráfico, Pere Navarro, acompañado por Presidente de la Comisión de Transportes, Movilidad Sostenible y Seguridad Vial de la FEMP, y Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, y el Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, se ha explicado al detalle cuál va a ser la normativa que entrará en vigor en España a partir del 11 de mayo de este mismo año.

Las claves de este nuevo plan son los cambios de velocidad en las vías urbanas. De esta manera, la velocidad genérica en vías urbanas de 1 carril por sentido será de 30 km/h y 20 km/h en las plataformas únicas. En travesías y resto de vías urbanas seguirá siendo de 50 km/h, tal y cómo explican desde la DGT.

Con esta nueva normativa también cambian las sanciones por excesos de velocidad. Como se ha mencionado durante la presentación del plan, ahora habrá que circular dentro de una vía urbana a 30 kilómetros por hora por aquellos carriles únicos que sean de una vía o que estén junto a otro carril reservado exclusivamente para el transporte público.

Nueva normal de la DGT

Nueva normal de la DGT

Según las sanciones de la DGT, quien a partir de ahora circule a 61 km/h por una vía en la que se debe ir a 30, la sanción puede ser de 400 euros y una pérdida de 4 puntos de carnet. Si se circula entre 51 y 61 km/h, la pérdida de puntos puede ser de dos puntos y 300 euros.

Tal y cómo ha explicado Pere Navarro, "el límite de 3o km/h. hace las calles seguras. Protegen a todos los usuarios, especialmente a los más vulnerables , como son los peatones, ciclistas, niños, personas mayores y personas discapacitadas".

Compartir el artículo

stats