30 de octubre de 2010
30.10.2010

Los ornitólogos alertan de que el puerto de Castropol «dañará gravemente» la ría

La Linera, donde se proyecta la obra, es «vital para las aves acuáticas» y está situada en la zona de máxima protección de la Reserva de la Biosfera

30.10.2010 | 02:00
Una joven observa la zona de La Linera, donde se proyecta el puerto.

Castropol,


T. CASCUDO


El nuevo puerto deportivo que Castropol proyecta para el entorno de la ensenada de La Linera ha encontrado oposición en varios colectivos defensores de la naturaleza. La primera entidad en salir al paso de la noticia ha sido la Sociedad Española de Ornitología (SEO), que considera que la infraestructura «afectaría gravemente a los valores naturales de la ría del Eo». Además, señala que su construcción «atentaría contra el principio de sostenibilidad que motivó la declaración de la Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Terras de Burón».


El comunicado hecho público por el grupo en Asturias de la SEO, que cuenta con el respaldo de Greenpeace y del grupo asturiano del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), precisa que la ensenada de La Linera forma parte del área de máxima protección ambiental de la Reserva de la Biosfera. En este sentido, la construcción de un puerto «vulneraría de forma directa los criterios de protección ambiental».


La SEO añade que el puerto -que proyecta 800 amarres en dos fases- afectará no sólo a las aves que habitan en la ensenada sino a las instalaciones de acuicultura que se asientan en esta zona y al marisqueo. Destacan los ornitólogos que la ensenada es una zona «vital para la alimentación y descanso de las aves acuáticas que utilizan la ría como lugar de paso y de invernada y que otorgan gran relevancia a este humedal». Precisamente, la ría del Eo es el único espacio de Asturias incluido en la lista de Humedales de Importancia Internacional y también es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Área de Importancia para las Aves. «La construcción de un puerto, tanto las obras como las infraestructuras aparejadas y el trasiego de embarcaciones perjudicarían gravemente a esa función de refugio y de despensa» para las aves. A modo de referencia, los ornitólogos aluden a los daños que causó en la ría la construcción, en 1994, de la escollera del muelle de Ribadeo y alertan sobre los posibles impactos en las praderas sumergidas de sedas de mar o «Zosteras», dos especies protegidas «muy sensibles a la turbidez del agua». En Asturias, la seda de mar ancha sólo existe en el Eo y en la ría de Villaviciosa y la del Eo es la población más importante del Cantábrico, junto a las de las marismas de Santoña y la bahía de Santander.


Por su parte, el alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, insistió ayer en que el proyecto portuario será respetuoso con el entorno. «No haremos nada que desde el punto de vista ambiental pueda perjudicar lo que hay en la zona. Será totalmente compatible y respetuoso con el entorno», precisó. En este sentido, aseguró que los vecinos estarán de acuerdo con la actuación, pues es «necesaria» para el futuro del pueblo, apostilló. Pérez se mostró crítico con las declaraciones de la Asociación de Amigos de Castropol y su concejo (Avacca), que hace unos días arremetió contra el puerto. Según el Alcalde, los vecinos están enfadados con este colectivo que «ni son vecinos ni amigos de Castropol», zanjó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído