06 de enero de 2011
06.01.2011
La Nueva España

El parque Vicente Loriente, 100 años como nuevo

Castropol celebra el centenario de su emblemático espacio, financiado por el indiano del que toma el nombre, con una reforma integral

06.01.2011 | 01:00
La zona de juegos del parque Vicente Loriente que cambiará de ubicación.

Castropol,


T. CASCUDO


El Ayuntamiento de Castropol ya dispone del proyecto de renovación del parque Vicente Loriente, uno de los espacios más emblemáticos del centro de la villa. La actuación ronda los 115.000 euros y pretende ennoblecer y restaurar el equipamiento justo en el año de su centenario. Precisamente el objetivo que se fija el equipo de gobierno castropolense es tener la mejora a punto para el próximo verano cuando se celebrarán los actos para conmemorar la efeméride.


El proyecto de remodelación del parque, obra del paisajista José Valdeón, incluye como principal novedad el cambio de ubicación de la zona de juegos infantiles. Actualmente se localiza frente a la capilla de Santa María del Campo, el inmueble más antiguo del entorno pues data del siglo XV. Es la razón por la que se ha planteado su traslado tal y como explica el Alcalde de Castropol, José Ángel Pérez: «El paisajista nos aconsejó trasladar los juegos pues a su juicio no encajaban bien frente al edificio más antiguo y había otras zonas con una ubicación más adecuada».


En lugar del parque infantil se creará un pequeño «jardín historicista, de corte clásico» que «enaltecerá más esa construcción», añade Pérez. Será la principal y mayor novedad de este proyecto de remodelación. Por su parte, la zona de juegos -que actualmente está bastante deteriorada- se localizará más a la derecha, en el entorno de los bancos y junto al mirador a la ría. «Además de ganar vistas, los padres dispondrán de bancos en el entorno de los juegos para vigilar a los niños», puntualiza el Alcalde, satisfecho con la propuesta del promotor de la remodelación.


El proyecto contempla también la remodelación de la vegetación del parque y la sustitución de los árboles secos o dañados. No obstante el aspecto final del entorno será prácticamente igual a lo que hoy existe. «La idea es conservar lo que hay, sólo mejorar las zonas más degradadas para que luzca perfecto para el centenario», explica Pérez.


Una vez definida la obra, queda por delante la parte más ardua: conseguir financiación. El regidor confía en disponer de fondos para comenzar las obras el próximo febrero. En ese momento también estará ultimada la reforma del teatro casino al que se ha renovado la cubierta y también la pintura interior y exterior. Las obras están prácticamente ultimadas: «Queda terminar la pintura y en cuanto el tiempo lo permita los operarios rematarán la obra»..


El parque se construyó bajo la promoción y financiación de Vicente Loriente, de quien tomó el nombre. Loriente nació en Castropol y fue emigrante en Cuba donde labró una gran fortuna. A su regreso a casa se convirtió en benefactor del concejo, financiando importantes proyectos como el parque. Hoy es uno de los lugares de visita obligada de la villa castropolense y además dispone de privilegiadas vistas sobre el estuario del Eo.


El centenario no sólo recordará la inauguración del parque -el 24 de julio de 1911-, sino que también se cumplen cien años de la instalación de la estatua al marino Fernando Villamil -en el centro de la zona verde- y la adecuación de la segunda planta del teatro-casino, hoy sede de la biblioteca Menéndez Pelayo y de la casa de cultura.


De forma paralela sigue en marcha la programación de los actos conmemorativos. Dice el regidor que el cartel de actividades está más o menos claro a falta de cerrar algunas fechas. Pérez tiene claro que, pese a los tiempos de crisis económica, este 2011 debe ser especial para el pueblo de Castropol. No en vano, la inauguración del parque, la estatua y la remodelación del teatro-casino fue uno de los acontecimientos más destacados en la historia del concejo.


El regidor explicó que en los próximos días se convocará una reunión de la comisión organizadora, compuesta por representantes políticos y vecinales, para «ir concretando cosas aunque en general ya está todo perfilado». El acto institucional central será el 24 de julio -que además coincide en domingo- pero se enmarcará en un programa que se prolongará de junio a agosto. Están previstas actividades diversas desde actuaciones musicales y teatrales, jornadas de historia, exposiciones y la edición de un matasellos conmemorativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook