Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma del Consistorio de Castropol, al 50%, culminará antes de final de 2016

Los trabajos, con una inversión cercana al millón de euros, incluyen el traslado del salón de plenos a la planta baja y una accesibilidad total

Las vistas a la ría del Eo.

Las vistas a la ría del Eo. TANIA CASCUDO

La reforma de la Casa Consistorial de Castropol avanza a buen ritmo. Los trabajos ya alcanzan el 47,24% de su ejecución y, si no hay novedad, podrían estar listos algo antes de la fecha formal de entrega, fijada el 31 de diciembre de 2016. El alcalde castropolense, José Ángel Pérez, está satisfecho con el avance de las obras y defiende la actuación prevista: "Va a mejorar en todo, en accesibilidad para el público pero también en comodidad para los trabajadores".

Los trabajos, adjudicados por 954.690 euros (IVA incluido) a la empresa castropolense Construcciones Trío Presno, comenzaron a finales del año pasado. Doce meses después los cambios en este edificio del siglo XIX son notables, especialmente de puertas para adentro, donde ya empiezan a vislumbrarse las diferentes dependencias interiores. En el exterior, el inmueble ya tiene nueva cubierta y se ha picado la pintura de la fachada.

La distribución interior cambiará con respecto al reparto de servicios previo a la reforma. De este modo, en la planta baja se ubicará el archivo municipal, las oficinas de la policía local y el salón de plenos, que hasta ahora estaba en la primera planta. Por su parte, en la primera planta se localizarán las oficinas generales, la oficina técnica y los despachos del alcalde, el secretario y el concejal de Obras, así como una sala de reuniones. En la tercera planta se ubicarán los Servicios Sociales y también diferentes despachos para los servicios municipales como Turismo, Deportes o el Plan Municipal de Drogas, así como las dependencias reservadas a los grupos políticos.

Uno de los principales cambios del nuevo inmueble será la total accesibilidad, que se logrará gracias a la instalación de un ascensor y también a una rampa de acceso en la entrada principal. Además, la unificación de las plantas, que antes tenían dependencias a diferentes alturas, permitirá una mayor comodidad y movilidad por el interior del inmueble. "Es otro mundo", reconoce el alcalde, muy consciente de las deficiencias que presentaba el viejo equipamiento municipal.

El Ayuntamiento gana además espacio con esta remodelación integral. La arquitecta municipal precisa que con la actuación el espacio útil del Consistorio aumenta en aproximadamente 100 metros cuadrados, concentrados en la tercera planta, la que estaba peor aprovechada en el anterior inmueble. Una vez se remate la reforma, la planta baja sumará 271,32 metros cuadrados de superficie útil, 293,12 la segunda y 287,66 la tercera planta.

Lo que no cambiará es la fachada exterior del inmueble, que está protegida, al igual que el tramo de escalera principal, el que comunica la planta baja con la primera planta. El edificio está datado en el siglo XIX, en concreto se construyó en 1840, pero se levantó a partir de las ruinas del Castillo de Fiel, del siglo XIII. De hecho, durante los trabajos de rehabilitación aparecieron algunas construcciones antiguas, como un aljibe, que procedían de la antigua edificación.

Mientras no terminan las obras de remodelación las dependencias municipales seguirán alojadas en la antigua Cámara Agraria y la Casa de Encuentros de las mujeres, a escasos metros del edificio en obras.

Así las cosas, finalmente Castropol ha logrado la reforma de la Casa Consistorial, un proyecto que se atrancó por la crisis. No en vano, en 2009 el gobierno local anunció la redacción del proyecto y en 2011 el Consejo de Gobierno dio luz verde a la firma del convenio con el Ayuntamiento para acometer las obras, que entonces se presupuestaron en 1,6 millones de los que el Principado asumiría el 75% y lo restante el Consistorio. La situación económica obligó a aparcar la remodelación.

Compartir el artículo

stats