03 de febrero de 2017
03.02.2017

Aumenta la espera media para consultas en Jarrio, advierte la plataforma ciudadana

El colectivo en defensa de la sanidad pública denuncia que en un año se ha pasado de esperar 82 días a 106

03.02.2017 | 01:54

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Occidente de Asturias aporta nuevos datos para reiterar su "preocupación" por el estado actual y por el futuro de la asistencia sanitaria en el área I, con cabecera en el Hospital de Jarrio. Según el colectivo, la espera media para consultas ha aumentado en 2016 con respecto al año anterior, sobre todo en los servicios de urología y cardiología. Una situación que se achaca a la falta de profesionales, bien por jubilación, por el traslado a otros centros o por la escasez.

A través de un comunicado, esta plataforma detalla que la espera media para consultas ha pasado de 82,06 días en 2015 a 106,67 en el pasado año. Inciden también en que se mantienen en 700, similar a otros años, los pacientes en lista de espera quirúrgica estructural. Se trata de aquellos que se encuentran en situación de ser intervenidos y cuya espera se atribuye a la organización y recursos disponibles. Las biopsias pendientes en 2015 eran 35, de las que se ha pasado a 133 en 2016. Por contra, destacan la mejora en radiología y la reducción del número de ecografías pendientes (de 314 a 299)

El colectivo considera que la gestión de recursos humanos "no parece acertada": "El criterio anticipatorio en el caso de las jubilaciones no parece existir, y existen razones estructurales y organizativas que alejan a los posibles candidatos", apuntan. Lamentan, además, que la Atención Primaria esté perdiendo calidad, al "quemarse y desmotivarse los profesionales" por la escasez de suplentes y la rotación en los puestos.

Para finalizar, la Plataforma en Defensa de la Sanidad en el Occidente plantea preguntas: "¿Qué modelo de hospital se quiere? ¿Va a estar centrado en el servicio de Medicina Interna con especialistas de consultores?". También reclama que se convoque un Consejo de Salud para explicar a los ciudadanos las políticas para el área. "Podemos equivocarnos o malinterpretar los hechos, nunca con mala intención, pero esto se evita si hay transparencia. Esperamos que no tarden mucho tiempo en llegar las medidas oportunas para que el deterioro no sea irremediable", remata.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído