Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PEDRO FERNÁNDEZ | Concejal y portavoz del grupo municipal popular en Tapia

"Me gustaría ser alcalde de Tapia, pero quiero serlo ganando unas elecciones"

"Enrique Fernández tuvo aciertos y errores, pero es probable que haya sido el mejor regidor por las cosas que hizo en la situación económica que había"

Pedro Fernández, delante del Ayuntamiento tapiego.

Pedro Fernández, delante del Ayuntamiento tapiego. T. CASCUDO

El tapiego Pedro Fernández, "Paxico", acaba de estrenarse como portavoz del grupo municipal popular y jefe de la oposición del Ayuntamiento de Tapia. Le tocó ponerse al frente del PP tras la dimisión, el pasado mayo, del entonces alcalde Enrique Fernández. Con 28 años recién cumplidos, compagina su actividad política con una intensa presencia en colectivos socioculturales del concejo.

- ¿Está cómodo con la nueva responsabilidad?

-Sí, me gusta, si no, no me metería en esto. Lo que no me gusta tanto es la situación en la que entré, tras la marcha de Enrique. Creo que no era mi momento, pero una vez tomada la decisión...

- ¿Qué error asume el PP de la ruptura del pacto con Foro?

-Creo que los pactos hay que hacerlos por escrito porque no sabemos bien cómo fue el acuerdo y ahora cada uno cuenta su versión. Lo que está claro es que Guzmán no fue un socio leal. Además, conmigo no tenía ninguna relación y no tenía por qué lanzar acusaciones contra mí.

- Le dolió que dijera que es una persona poco conocida y de fuera de la política, ¿no?

-Es legítimo pactar con el PSOE, lo que no lo es es atacar tan barriobajeramente a una persona que no conoces de nada. Yo no tenía ningún problema en gobernar con él, pero Guzmán quería ser alcalde a toda costa.

- ¿Le produjo alivio saber que usted no sería alcalde?

-Las exigencias de Guzmán eran muy altas y me dolía tener que pagar un precio demasiado elevado por mantener el poder. Creo que vale más pasar a la oposición y quedarse tranquilo, y que decidan los ciudadanos en las próximas elecciones.

- ¿Cómo ve el gobierno de Ana Vigón?

-De momento, bien. La crítica principal es la del sueldo de Guzmán, que nos parece desproporcionado. El sueldo de la Alcaldesa es totalmente coherente, pero Guzmán cobra más de lo que trabaja. Si cobrase acorde con el sueldo de Ana, que es lo que se hizo con la liberación de la concejala de Cultura, su sueldo debería ser de 722,72 euros, pero, en cambio, cobra 1.084,41 euros, que se corresponde con el 75%. Fue un acuerdo político para coger el gobierno como fuera, yo no pagaría un precio tan alto.

- ¿Cómo está su grupo?

-El equipo está unido y con ganas de trabajar desde la oposición. Vamos a cumplir con la palabra de ser una oposición firme y constructiva y con la idea de empezar a trabajar de cara a las próximas elecciones.

- ¿Será el candidato del PP a la Alcaldía?

-Se decidirá tras el congreso local previsto para octubre. Lo primero es presentar las candidaturas a la presidencia del partido.

- ¿Optará?

-Estoy barajando la posibilidad.

- ¿Le gustaría ser alcalde?

-Por supuesto, si no, no hubiera cogido esta responsabilidad. Pero me gustaría serlo ganando unas elecciones.

- ¿Qué balance hace del gobierno del alcalde saliente?

-Con aciertos y errores, como todo el mundo. Pero creo que probablemente haya sido el mejor alcalde por las cosas que hizo en la situación económica que tenía este Ayuntamiento. Es muy guapo ser alcalde cuando hay dinero. Enrique tuvo una relación bastante buena con el Principado y consiguió cosas como el compromiso de construcción de un nuevo centro de salud. También negoció con el Gobierno central logrando obras como la reparación de Represas y las comprometidas de las rotondas de acceso a Tapia y el saneamiento de la rasa costera. En cuanto a los errores, pues es una persona de 65 años que llevaba 35 años en política y que tenía una visión muy diferente a la que hay hoy. Se dio cuenta y prefirió apartarse y dejar el partido en manos jóvenes.

- ¿Cómo cree que es esa nueva manera de hacer política?

-Es una política de estar más en la calle, con la gente, frente a la política de despachos que había antes. Si hay un problema, lo primero es ir y hablar con los afectados. También veo importante buscar el acuerdo con las diferentes fuerzas políticas, tengas o no mayoría. Es algo difícil, pero hay que gobernar para todos, no solo para los que te votaron. Considero necesario, además, colaborar con los colectivos del concejo.

- ¿Cómo ve Tapia?

-La veo bien, pero con muchas cosas que cambiar. La capital tiene varios problemas, el primero el del aparcamiento, sobre todo en verano. Hay que acabar de acometer la reordenación del tráfico de una manera más efectiva. También está el problema de la limpieza de los contenedores y es necesario reparar el paseo de Os Cañóis. Y luego está la reclamación histórica de que haya una inversión real en el puerto, en primer lugar para proteger unos muelles de 1880 en los que casi no se ha actuado. Los dos diques necesitan protección para que no sigan sufriendo el impacto directo del mar. Esto permitiría disponer de un puerto deportivo que estuviera instalado todo el año. A nivel del resto del concejo, es necesario mejorar la limpieza e iluminación de los pueblos y dar un repaso al estado de las carreteras. En concreto, hacen falta cunetas de hormigón para las vías La Roda-Lagar y La Roda-Salave.

Compartir el artículo

stats