08 de noviembre de 2018
08.11.2018

Luz verde a las obras de mejora en el Hospital de Jarrio, por un millón de euros

Sanidad reordenará los espacios en el centro ampliando la zona - de consultas, el servicio de hemodiálisis y el hospital de día

08.11.2018 | 01:13

El Gobierno del Principado aprobó en la jornada de ayer la inversión de un millón de euros en mejoras en el Hospital de Jarrio, centro cabecera del Noroccidente asturiano. Los trabajos, que se desarrollarán entre los meses que restan del presente año y 2019, servirán para reformar y reordenar los servicios en el interior del centro. La obra permitirá "aumentar la calidad de la asistencia, favorecer un uso más adecuado de los espacios, poner a disposición de los usuarios zonas más confortables y facilitar el trabajo de los profesionales", tal como explicó el Ejecutivo tras la reunión del Consejo de Gobierno.

El importe exacto de la operación, que cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), es de 999.891 euros: 299.967 para este ejercicio y 699.923, para el próximo. Se trata de una medida incluida en el plan estratégico para el área del Noroccidente que Sanidad presentó y pactó con los alcaldes en septiembre de 2017. Un plan estratégico del que se han ejecutado 20 de las 37 medidas propuestas, según informó el propio departamento dirigido por Francisco del Busto.

La obra que ahora se autoriza modificará los espacios internos en los que se divide el complejo hospitalario de Jarrio. De este modo, se reubicarán las áreas administrativas en un único edificio, para dejar libres otros espacios dentro del hospital para destinarlos a la atención sanitaria a los usuarios.

El proyecto que impulsa Sanidad agrupará las zonas de espera de las consultas en un único huevo, cercano al vestíbulo principal. Allí se instalará un nuevo sistema de gestión digital de citas y llamadas. Será similar a los que ya funcionan en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y en el Hospital Universitario de Cabueñes, en Gijón.

Este sistema, apunta el Gobierno, se gestionará a través de pantallas y favorecerá "la confortabilidad de los pacientes", además de aumentar la confidencialidad. En esa zona se reformarán los aseos, para favorecer la accesibilidad, así como el espacio destinado a los celadores. También se aumentará el número de consultas en cinco.

Los trabajos afectarán igualmente al servicio de Hemodiálisis, que verá incrementada su capacidad, ofreciendo un espacio más agradable y cómodo para los pacientes. Los aseos para estos usuarios serán adaptados, y se dotarán de vestuario.

El hospital de día, por su parte, tendrá más plazas, hasta alcanzar la decena. Se ampliarán la sala principal y la de control, y se adecuarán varios locales de apoyo, como un aseo accesible para pacientes y áreas para lencería. Por último, se intervendrá en el área de urgencias generales, liberando una zona de paso, que se utilizará para urgencias pediátricas.

Esta actuación para Jarrio es una de las medidas más importantes que Sanidad plantea para el área del Noroccidente en este plan integral. La otra propuesta es la construcción de un nuevo centro de salud en Tapia, que está pendiente de la cesión de terrenos por parte del Consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook