04 de diciembre de 2018
04.12.2018

Los mayores, unidos en los Oscos

"Aquí está una tranquila", dice Concepción González, una de los once usuarios del centro de día de Villanueva

04.12.2018 | 01:33
Los usuarios del centro de día Concepción González, Rosa López, Alicia López, José Antonio Arruñada y Pilar Treijo, ayer.

"Estoy encantada. ¿Qué hago en mi casa sola?. Aquí está uno tranquilo", reflexiona Concepción González, vecina de Bustapena y uno de los once usuarios del Centro Rural de Apoyo Diurno (CRAD) de Villanueva de Oscos. El consistorio abrió hace algo más de un año este servicio que, desde el pasado septiembre, se oferta a vecinos de los tres concejos de los Oscos.

El centro se ubica dentro del edificio de la propia residencia de mayores (cuenta con doce usuarios) y ambos equipamientos están gestionados por la empresa As Rodas (en el caso del CRAD, desde el pasado enero). Al frente está Montse López, quien explica que actualmente el centro de día está completo. Cuenta con once usuarios, cinco en horario de mañana y tarde, y seis que acuden solo por la tarde. El equipamiento tiene actividad tres días a la semana (lunes, miércoles y viernes) y un servicio de transporte que financian Villanueva, San Martín y Santa Eulalia de Oscos.

Aunque el grueso de los usuarios son de Villanueva, hay dos de Santa Eulalia y otros tantos de San Martín. No en vano, es el único centro de día que opera en estos municipios. La directora señala como singularidad el hecho de que sea un recurso compartido por los tres Oscos y destaca la oportunidad que ofrece a los mayores de disponer de un servicio de día cerca de sus hogares.

La terapeuta ocupacional Vanesa Fernández explica que trabajan con el objetivo de mantener las capacidades de los usuarios y fomentar la participación. Los usuarios disfrutan en su día a día de actividades variadas que van desde gimnasia a manualidades. También hay tiempo para la charla y para fomentar que compartan y recuerden vivencias. Teniendo en cuenta las fechas que se avecinan, el último tema que pusieron en común fue la matanza del cerdo, que todos han vivido a lo largo de su vida.

Aprovechando que comparten instalaciones, en las actividades participan los usuarios del CRAD y también los de la residencia. De hecho, en los últimos días han estado volcados en la decoración navideña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído