Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital de Jarrio estrena pantallas de aviso para entrar a consulta: "La acogida es buena"

"Nos permite avanzar hacia modelos modernos de trabajo", dice la gerente del cambio del sistema, que garantiza la confidencialidad

Usuarios pendientes de la pantalla instalada en una de las salas de espera de Jarrio. T. CASCUDO

El Hospital Comarcal de Jarrio, centro de referencia para el Noroccidente, estrenó a principios de mes, sin incidencia alguna, el sistema digital de control de las llamadas a las consultas, el conocido como "sistema pase-espere". "La acogida es buena. Lo que me traslada el personal que se encarga de guiar a los usuarios es que, como la gente lo conoce del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y del San Agustín de Avilés, pues que no hay dudas", explica la gerente del Área Sanitaria I, la doctora Bárbara González de Cangas.

La responsable del Área hace hincapié en que el sistema "permite avanzar hacia modelos modernos de trabajo" y destaca que lo fundamental es la "confidencialidad". No en vano, evita que el personal tenga que salir a llamar por su nombre y apellidos al paciente citado a la consulta. "Se instala para mantener la confidencialidad, facilitar la accesibilidad y hacer un control de los tiempos de espera, que en estos tiempos de pandemia, es importante", añade De Cangas.

El equipo directivo tiene en mente dar un uso añadido a las pantallas donde van apareciendo las citas, proyectando mensajes para la población, tanto de refuerzo de la higiene, como consejos de los profesionales del Área: "Es una de las novedades que queremos incorporar, ofrecer pequeñas píldoras informativas mientras los pacientes esperan". Los usuarios que ahora llegan al centro hospitalario se encuentran a la entrada con dos máquinas en las que deben introducir su tarjeta sanitaria. La máquina expende un ticket con un código personal que después aparecerá iluminado en las pantallas instaladas en las zonas de espera.

La implantación de este sistema digital forma parte de las obras de remodelación del hospital de Jarrio, que debían estar listas en diciembre de 2019, pero que siguen pendientes. Este año la empresa presentó su renuncia formal a seguir con la actuación y ahora debe resolverse el contrato. La gerente de Jarrio precisa que este mes se reunirán con los responsables de Salud para conocer los siguientes pasos, pero señala que en el hospital se trabaja con normalidad y las zonas pendientes de rematar se han acondicionado para evitar cualquier molestia.

Al respecto de la reapertura de los consultorios periféricos, De Cangas reconoce problemas en algunos centros por bajas de los profesionales. Envía un mensaje de tranquilidad a la población y confía en que en cuestión de días se solventen las incidencias. También pide extremar las precauciones ante el crecimiento de los casos positivos en covid-19 en el Área I.

Compartir el artículo

stats