05 de octubre de 2020
05.10.2020
La Nueva España

La feria de San Francisco mantiene el interés por los caballos, con buenas ventas

El recinto ferial de Tineo reunió casi doscientas cabezas en la primera cita ganadera del concejo tras el inicio de la pandemia

05.10.2020 | 01:14
Varios caballos, en el pasillo del recinto ferial tinetense, antes de ser cargados en un camión.

Los ganaderos y sus animales volvieron al recinto ferial de Santa Teresa de Tineo para celebrar la primera feria del concejo desde la declaración de la pandemia por coronavirus. Aunque con menos afluencia de profesionales y público que años anteriores, el sector respondió a la cita ganadera, que consiguió exponer un centenar de caballos y unas 80 vacas llegados de diferentes puntos de Asturias.

La presencia del ganado equino es tradicionalmente el principal atractivo de la feria y lo que la diferencia del resto de la zona, en el que suele tener más peso la venta de vacuno. Los caballos suelen ser los animales más numerosos y los que más interés despiertan a la hora de hacer las transacciones y ayer no fue una excepción. A la 11 de la mañana, los camiones ya comenzaban a cargar los caballos vendidos, dejando buena parte del recinto sin presencia de animales.

"La carne de potro se está moviendo y eso hace que haya buena venta para las yeguas y los potros", expone Plácido Jiménez, que se dedica a la compraventa de caballos y llegaba a la feria desde Luanco. "Es la única feria del año, pero aun así hay poca gente, hay miedo al virus", exponía Cristian Junquera, que también se dedica a comprar y vender caballos, en su caso de montura, y que llegaba desde Gijón.

Desde Somiedo acudía con ganado vacuno de carne por primera vez Chema Menéndez, que quería aprovechar la cita, puesto que este año pocas se han podido celebrar. Sin embargo, el día no estaba siendo muy bueno para él. "Están preguntando mucho, pero no se vende nada", explicaba.

Muy poca venta también hizo Rafael Álvarez, de Oviedo, que llevaba un buen número de novillas frisonas a la feria. "Hay muy poca venta porque el mal tiempo no ayuda a que venga gente, tampoco el virus y por la situación de las ganaderías", exponía, a la vez que hacía hincapié en que sus novillas tenían un precio inferior al de hace 20 años y que, sin embargo, eso no se traduce en un abaratamiento de los costes de producción.

En ediciones anteriores, la feria de San Francisco se completaba con la celebración de un concurso de caballos y también con una exposición y concurso de pitas pintas, que este año se decidió cancelar debido a la crisis sanitaria.

No obstante, el alcalde, José Ramón Feito, apuntó que poco a poco se tendrán que ir recuperando todas las actividades: "Pensamos que hay que convivir con esta nueva normalidad e ir celebrando este tipo de eventos que tienen mucha importancia para un concejo ganadero como el de Tineo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído